Saadi está en Niger, donde huyó antes de la caída de Trípoli

El hijo futbolista de Gadafi, ‘horrorizado’ por la ‘ejecución’ de su padre

El hijo de Muamar Gadafi, Saadi, está «indignado y horrorizado por la salvaje brutalidad» mostrada hacia su padre y su hermano Mutassim, muertos a manos rebeldes el pasado jueves, tras la caída de Sirte.

«Saadi Gadafi está indignado y horrorizado por la salvaje brutalidad que acompañó a los asesinatos de su padre y hermano. Las contradictorias afirmaciones emitidas por el CNT [el gobierno rebelde] excusando estas ejecuciones bárbaras y el grotesco abuso de los cuerpos deja claro que nadie conectado con el antiguo régimen recibirá un juicio justo en Libia, ni se hará justicia con los crímenes cometidos contra ellos», dijo a través de un e-mail el letrado Nick Kaufman.

Las imágenes de la captura de Gadafi y su hijo Mutasim tomadas por los propios rebeldes y difundidas a través de Internet en los últimos días, muetran escenas horribles, incluida la sodomización con un palo del derrocado líder libio y la ejecución sumaria de ambos.

Ambos cuerpos están expuestos en una cámara frigorífica en Misrata, por donde han desfilado miles de libios para comprobar con sus propios ojos la muerte del tirano.

Saadi es el primer miembro del clan Gadafi que se pronuncia tras la muerte del dictador libio. El hijo de Gadafi se encuentra huido en Níger desde el pasado mes de septiembre, cuando huyó al país vecino tras la caída de Níger.

Pese a las presiones internacionales, el gobierno nigerino ya ha dicho que no piensa extraditarlo a Libia porque podría no recibir un juicio justo o ser condenado a muerte.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido