HRW reclama que Al Senussi sea entregado «inmediatamente» al TPI

La organización de Derechos Humanos norteamericana Human Rights Watch (HRW) ha reclamado a las autoridades libias que el antiguo jefe de Inteligencia del régimen de Muamar Gadafi, Abdulá al Senussi, se tratado con «humanidad» y sea transferido «inmediatamente» al Tribunal Penal Internacional (TPI) para que responda por los crímenes contra la Humanidad de que le acusa.

Al Senussi fue detenido ayer domingo cerca de la ciudad de Sabha, en el sur de Libia, por las milicias del Consejo Nacional de Transición (CNT). «Al Senussi está implicado en crímenes terribles en Libia por los que debe ser procesado», declaró el director de Justicia Internacional de Human Rights Watch, Richard Dicker.

«No obstante, la captura de Al Senussi solo beneficiará a la justicia si se le protege de cualquier daño físico y se le transfiere rápidamente al TPI para que reciba un juicio justo», prosiguió. «Al Senussi está pendiente de una orden de arresto del TPI por crímenes contra la Humanidad, en el marco de la investigación autorizada por la resolución 1970 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas», advirtió. La resolución exige a las autoridades libias que cooperen con el TPI.

Aparte de los crímenes presuntamente cometidos a lo largo de 2011, desde que comenzó el conflicto entre los rebeldes y las fuerzas del depuesto líder libio Muamar Gadafi, Al Senussi está implicado «en numerosas violaciones de los Derechos Humanos durante el régimen de Gadafi, incluida la muerte de alrededor de 1.200 reclusos en la prisión Abu Salim, de Trípoli, en 1996», recordó HRW.

Según los tesimonios de antiguos presos a HRW, la matanza se produjo después de que los reclusos se sublevaran para protestar contra las malas condiciones de vida carcelarias y de que el propio Al Senussi acudiera al centro para negociar y prometiera a los presos que se mejoraría el trato y la atención médica si ponían fin a la revuelta. Los internos aceptaron y las fuerzas de seguridad aprovecharon esta rendición para dispararles, añadieron las mismas fuentes.

SAIF AL ISLAM

Al Senussi fue capturado un día después de que las milicias del CNT capturaran también en el sur de Libia al otro gran prófugo del TPI, Saif al Islam, el segundo hijo del fallecido Muamar Gadafi. El gobierno interino libio ha prometido que se llevará a cabo un juicio justo y tanto HRW como Amnistía Internacional han reclamado su transferencia al Tribunal de La Haya.

El fiscal jefe del TPI, Luis Moreno-Ocampo, ha asegurado que «se hará justicia» y que viajará a Libia a lo largo de esta semana para discutir sobre la posibilidad de que Saif al Islam se juzgado por un tribunal nacional en Libia o por el tribunal internacional en La Haya. El TPI había emitido órdenes de captura contra Saif al Islam, Al Senussi y el propio Gadafi, quien murió en extrañas circunstancias el pasado 20 de octubre poco después ser capturado en Sirte por los combatientes del gobierno interino.

El ministro de Justicia interino, Mohamed al Alagi, ha asegurado a Reuteres que el sistema judicial libio está en condiciones de juzgar a Saif al Islam Gadafi y a Abdulá al Senussi. «Lo importante es garantizar que haya un juicio justo, y llevamos meses preparándonos para ello», aseveró.

EL TPI tiene competencia para intervenir en los países que no quieran o no puedan emprender procesamientos judiciales con garantías. Según los observadores, Libia carece de un sistema judicial adecuado después de décadas de dictadura. «No hay un sistema judicial viable. Cualquier sistema que hubiera podido haber fue deliberadamente erradicado durante cuatro décadas», advirtió Richard Dicker.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído