UNICEF califica de «victoria en la protección de menores en conflicto» la condena del TPI a Lubanga

El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) ha celebrado este miércoles que el Tribunal Penal Internacional (TPI) haya declarado culpable de crímenes de guerra al antiguo dirigente armado Thomas Lubanga Dyilo en relación con el reclutamiento de niños soldados en la región de Ituri, en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC), y ha considerado que constituye una «victoria en la protección de menores en conflicto».

«Esta es una victoria fundamental para la protección de menores en conflicto», ha subrayado el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, en un comunicado. «La condena de Thomas Lubanga por el TPI envía un claro mensaje a todos los grupos armados que esclavizan y tratan brutalmente a niños: la impunidad no será tolerada», ha añadido.

UNICEF ha destacado que Lubanga es el primer señor de la guerra que se enfrenta a la justicia internacional por usar a niños como arma de guerra y ha hecho hincapié en que el reclutamiento y uso de niños en hostilidades es un crimen de guerra.

«La explotación de niños por grupos armados supone más que una violación de sus derechos, les roba su infancia», ha denunciado Lake. «UNICEF está animada porque el fiscal del TPI, Luis Moreno-Ocampo, haya incidido en el sufrimiento de los niños reclutados o empleados por fuerzas armadas o grupos armados en su exitosa labor», ha añadido.

De acuerdo con la agencia de la ONU, decenas de miles de menores siguen siendo víctimas de estas graves violaciones en al menos quince conflictos armados en todo el mundo por lo que continuará sus esfuerzos para rescatarles y rehabilitarles.

En el caso de la RDC, uno de los países donde ha trabajado UNICEF, desde 2005 al menos 35.000 niños han sido liberados o han escapado de las fuerzas armadas y grupos armados y han recibido el apoyo de la agencia de la ONU y sus socios para reinsertarse en sus comunidades y familias.

PILLAY HABLA DE «HITO»

Por su parte, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, ha calificado la decisión del TPI de «gran paso adelante para la Justicia internacional y de hito en la lucha contra la impunidad».

«Durante muchos años, y de forma diaria, hemos estado documentando graves violaciones de los Derechos Humanos del tipo de las perpetradas por Lubanga contra la población de la RDC», ha señalado Pillay en un comunicado.

«El veredicto de Lubanga envía una fuerte señal contra la impunidad para tales graves violaciones del Derecho Internacional que resonará mucho más allá de la RDC», ha considerado la máxima responsable en materia de Derechos Humanos de la ONU.

LUBANGA, «CULPABLE»

El TPI ha declarado este miércoles culpable de «crímenes de guerra» a Lubanga en relación con el reclutamiento de niños soldados en la región de Ituri, en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC). Se trata de la primera sentencia en los diez años de historia del Tribunal de La Haya.

Por unanimidad, los tres jueces han dictaminado que hay pruebas suficientes para establecer que la Unión de Patriotas Congoleños (UPC) y su brazo armado, las Fuerzas Patrióticas para la Liberación de Congo (FPLC) –ambos fundados y comandados por Lubanga–, reclutaron a niños soldados «menores de quince años» para obligarlos a «participar activamente en las hostilidades» entre el 1 de septiembre de 2002 y el 13 de agosto de 2003.

El anuncio de la condena ha sido aplazado hasta una sesión posterior a petición del propio Lubanga, tal y como establece el Estatuto de Roma, la norma por la que se rige el TPI. La defensa tiene un plazo de treinta días para recurrir la sentencia, según anunció el Tribunal en un comunicado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído