Al menos 40 muertos en el atentado y las fuerzas de seguridad buscan a los asaltantes tienda por tienda

Terroristas islámicos provocan una carnicería en un centro comercial de Nairobi

El Gobierno de Kenia acusa a la milicia somalí islamista Al Shabab

Al menos 40 personas han muerto y decenas han resultados heridas, según indicó la Cruz Roja, la policía y testigos sobre el terreno, en un ataque perpetrado este sábado por un grupo de facinerosos armados con fusiles de asalto y granadas en uno de los centros comerciales más lujosos de la capital de Kenia.

El grupo islámico Al-Shabaab ha reivindicado en twitter  la autoría de la masacre, según informa Al Jazeera:

«El ataque de Westgate es solo una muy pequeña fracción de lo que los musulmanes experimentan en Somalia en manos de los invasores keniatas».

La Policía keniana ha detenido a un componente del grupo que ha asaltado el centro.

«Hemos detenido en un hospital a uno de los sospechosos del ataque del centro comercial de Westgate».

El resto de los atacantes continúa en el interior del recinto, al parecer con siete rehenes.

La milicia islamista somalí Al Shabab ha reivindicado la autoría y ha asegurado, a través de su cuenta de Twitter, que sus “mujahidines” han matado a “más de cien infieles”.

La acción se enmarca en su campaña de represalias por la presencia de tropas kenianas en Somalia.

El Ejército keniano ha asumido el mando de las operaciones para desalojar a los individuos armados que siguen en el lugar. La policía lucha tienda a tienda con los terroristas atrincherados en el lugar.

Testigos del ataque definen las escenas en el interior de «carnicería», con decenas de personas tendidas en el suelo heridas de bala, entre las que se encontraba algún menor.

Según el Departamento de Estado, varios estadounidenses se encuentran entre los heridos.

Una mujer española y su hija que se encontraban en el centro comercial consiguieron salir sin problemas.

Los hechos se han producido hacia las nueve de la mañana hora local en el exclusivo centro comercial de Westgate, cuando un grupo de hombres irrumpió disparando indiscriminadamente y lanzando explosivos, dejando su camino sembrado de cadáveres, según relataron testigos.

El lugar está fuertemente vigilado y es muy frecuentado por los occidentales que viven en la ciudad

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído