Samantha Lewthwaite estaba casada con uno de los criminales del 7-J y se ha convertido al Islam

¿Está La ‘viuda blanca’ entre los terroristas islámicos de Nairobi?

La inglesa recluta mujeres asesinas para Al Qaeda

El ejército keniano toma el control del centro comercial Westgate y cerca a los últimos terroristas

El Ministerio de Exteriores del Reino Unido se resiste por el momento a confirmar que haya una ciudadana británica entre el grupo de criminales que ha perpetrado el bestial atentado contra un centro comercial de Nairobi, donde ya han muerto 62 personas.

Londres se ha limitado a confirmar que está al tanto de la información. El asedio policial del centro comercial Westgate, asaltado el pasado sábado por milicianos del grupo terrorista somalí Al Shabab, ha empezado su cuarto día envuelto en muchas dudas.

A las 9.30 de la mañana de este martes, hora local (8.30 hora peninsular española), se oyeron disparos «probablemente» procedentes del interior del edificio.

Según fuentes policiales, se trata de «uno o dos terroristas» parapetados en el laberinto de tiendas del edificio.

Una cuenta de Twitter perteneciente a Al Shabab ha informado que hay algunos rehenes vivos, pero no precisa la cifra.

Los disparos prueban que el optimismo de las fuerzas de seguridad kenianas no está del todo justificado.Y que entre los asesinos que siguen vivos y escondidos, puede estar la diabólica Samantha Lewthwaite.

LO QUE DICE LONDRES

La ministra de Asuntos Exteriores de Kenia, Amina Mohamed, aseguró este 23 de septiembre de 2013 a la cadena estadounidense PBS que entre los autores del asalto al centro Westgate había «dos o tres» ciudadanos estadounidenses, y también una mujer británica, quien, según agregó, ya había participado antes en atentados terroristas.

En Londres, un portavoz del Foreign Office dijo que trabaja con las autoridades de Kenia y les apoya «en las investigaciones» sobre el atentado, en el que más de 60 personas perdieron la vida.

«El Reino Unido hará todo lo que pueda para apoyar a los kenianos a llevar ante la Justicia a todos los responsables de este cruel ataque».

LOS EFECTOS DEL 7-J LONDINENSE

Los medios británicos habían conjeturado el lunes sobre la posible implicación en el atentado de la viuda de uno de los terroristas de los ataques de Londres del 7 de julio de 2005 (7-J).

Samantha Lewthwaite, viuda del Jermaine Lindsay, uno de los autores de los ataques contra la red de transporte de Londres en 2005, habría tomado parte en el asalto al centro Westgate. Es hija de un oficial del Ejército británico y una fanática espantosa.

En los atentados del 7-J contra la red de transporte de Londres, cuatro terroristas suicidas hicieron estallar las bombas que llevaban en sus mochilas en tres trenes del metro y un autobús, lo que provocó la muerte de 56 personas y numerosos heridos.

Lewthwaite, que tiene ahora 29 años, era la esposa del terrorista suicida Jermaine Lindsay.

Nacido en Jamaica en 1985, Lindsey se voló a si mismo y a 27 viajeros el 7 de julio de 2005 al hacer explotar una mochila llena de explosivos en un metro de la Piccadilly Line que circulaba entre las estaciones de King’s Cross y Russell Square, en el centro de Londres.

En total explotaron aquella mañana en Londres cuatro artefactos que mataron a 52 viajeros y a los cuatro suicidas.

La pareja, que tuvo tres hijos, se había conocido cuando ella tenía 17 años y era una chica corriente de Aylesbury, una anodina ciudad comercial de Buckinghamshire que nadie relacionaría con el islamismo.

Aunque ya hacía tiempo que se había convertido al Islam, Samantha condenó los atentados del 7-J y dijo desconocer las actividades de su marido.

Pero aquello pareció sobre todo una forma de evitar la cárcel: en 2007 se mudó a Kenia con sus tres hijos y años después fue acusada de terrorismo por las autoridades keniatas.

El Foreign Office no quiso el lunes hacer comentarios sobre la posibilidad de que la llamada «Viuda Blanca» haya participado en el ataque de Nairobi y con igual prudencia ha reaccionado este martes la responsable del Home Office, Theresa May.

«Estoy al corriente de que ha habido informaciones acerca de la presencia de una mujer británica implicada pero hasta que no haya visto las investigaciones al completo no me es posible dar detalles adicionales para confirmar o desmentir este asunto», ha declarado la ministra.

Londres ha confirmado la muerte de seis británicos en el centro comercial y teme que esa cifra pueda aumentar.

Hija de un militar británico, los tabloides lo mismo sitúan a Samantha como cerebro del ataque de Nairobi que como una de las principales reclutadoras de Al Qaeda en el África Oriental y líder de un grupo de mujeres comprometidas con la guerra santa y cabecilla de un grupo de terroristas que atentaron con granadas contra un bar de Mombasa, la ciudad costera y centro neurálgico del turismo en Kenia.

Según alguno de los tabloides, Samantha se casó en segundas nupcias con Habib Ghani, de 28 años, nacido en Houslow, oeste de Londres, de padre paquistaní y madre keniana, y que llevaba varios años actuando supuestamente para grupos islamistas en África Oriental.

Ghani, también conocido como Osama al Britani, habría sido ejecutado hace unos días en Somalia por militantes rivales junto al islamista estadounidense Omar al Hammami. Según escribió entonces el diario londinense The Daily Telegraph, Samantha Lewthwaite aprobó la ejecución del que aparentemente había sido su marido, del que por entonces ya se habría separado.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído