126 rehenes, 30 de ellos heridos, han sido liberados esta mañana

Al menos 30 muertos en la toma por Al Qaeda de un hotel de la capital de Burkina Faso

Tres yihadistas han muerto durante el ataque

Las fuerzas de seguridad francesas y burkinesas han conseguido tomar piso por piso esta mañana las posiciones de los terroristas atrincherados en las plantas superiores del hotel

El hotel Splendid y la cafetería Capuccino, situados en la capital de Burkina Faso, Uagadugú, se han convertido este viernes 15 de enero de 2016 por la noche en los escenarios del último gran atentado de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

Los ataques han causado al menos 30 muertos de 18 nacionalidades.

Las fuerzas de seguridad francesas y burkinesas han conseguido tomar piso por piso esta mañana las posiciones de los terroristas atrincherados en las plantas superiores del hotel y han conseguido liberar a 126 rehenes, según fuentes oficiales.

El Ministerio de Seguridad del país africano ha informado de que tres yihadistas -descritos oficialmente como «un árabe y dos africanos»- han muerto en la operación del hotel, donde yacen sin vida, según testigos, al menos una veintena de personas, que se suman a otras diez víctimas mortales en el ataque inicial al café Capuccino.

La toma del hotel ha sido particularmente lenta porque los yihadistas habían colocado explosivos en varias plantas del edificio, lo que ha dificultado el avance de las fuerzas de seguridad, según fuentes cercanas al operativo que ha puesto fin al primer gran atentado islamista del que se tiene constancia en el país.

El hotel está frecuentado por occidentales pero todavía se desconocen las nacionalidades de las víctimas. Sí se sabe que 126 rehenes han sido liberados, de los cuales 33 se encuentran recibiendo tratamiento médico con heridas de diversa consideración.

El empleado de un café junto al hotel aseguró esta madrugada que varios de sus clientes habían muerto en el tiroteo y que un agente que intentó acercarse al hotel fue herido.

El ministro de Exteriores del país, Alpha Barry, confirmó el ataque y que había «víctimas y rehenes» sin confirmar la cantidad.

El embajador de Francia en Burkina Faso, Gilles Thibault, calificó de «ataque terrorista» la toma de rehenes. «Ataque terrorista en la avenida N’Krumah. Eviten la zona», escribió el jefe de la misión diplomática francesa en su cuenta oficial de Twitter en la que también aseguró que el país ha impuesto un toque de queda hasta las seis de la mañana para facilitar las labores de la policía.

El hotel Splendid es frecuentemente usado por las tropas francesas desplazadas al país como parte de la Operación Barkhane, basada en Chad con la intención de combatir el yihadismo en la región. El ataque de anoche se produce dos meses después de uno de similares características en Malí con 27 muertos.

Inestabilidad política

De confirmarse, éste sería el primer ataque yihadista en la capital de Burkina, un país con un 60% de musulmanes y una gran diversidad religiosa. Representaría un importante desafío para el presidente Roch Marc Kabore, elegido en noviembre pasado tras 27 años de dictadura.

Burkina Faso vive sumido en la inestabilidad desde 2014, cuando las protestas populares obligaron a Blaisé Compaoré a abandonar la Presidencia. La Embajada francesa ya advirtió en diciembre a sus ciudadanos que no viajaran a algunas zonas del país.

Horas antes del asalto al hotel Splendid, una veintena de hombres armados atacó una unidad de la Gendarmería en la localidad de Tinakof, en el Sahel. Un gendarme y un civil murieron y dos gendarmes fueron heridos, uno de gravedad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído