Mundo

Una pareja de estadounidenses residente en Kenia se llevó un gran susto el pasado viernes cuando unos bandidos armados con machetes se abalanzaron sobre su coche mientras circulaban por una carretera rural del país africano (El Gobierno de Kenia culpa al turismo gay de un 'rollo' sexual entre leones machos).

La cámara frontal del vehículo, en el que viajaban Bryant Swenson, su esposa y dos personas más, filmó el momento del ataque, que tuvo lugar cerca de la localidad de Maai Mahiu (Planeta Tierra: Se abre en Kenia una grieta que está partiendo África en dos).

Según explicó el marido en Facebook, todo ocurrió cuando conducía en dirección a Kijabe, donde tenía planeado grabar un comercial de su empresa de 'crossfit' (Tennessee ejecuta al tipejo que dio una paliza y apuñala a una chica con una discapacidad mental).

En la carretera, se toparon con tres hombres que estaban asaltando una furgoneta y que, al ver su coche, se abalanzaron corriendo hacia él portando grandes machetes, según recoge rt

Swenson dio marcha atrás para ganar tiempo y subir la ventanilla antes de detenerse y acelerar para sobrepasar a los asaltantes (Rubie Marie: "Me obligaron a casarme con 15 años y mi marido me violaba todos los días").

Según contó, uno de los malhechores tenía una pistola, pero no alcanzó a sacarla del cinturón a tiempo. Swenson opina que eligieron ese lugar en concreto para lanzar emboscadas por el mal estado en el que se encuentra la carretera en ese punto.

Al final de la grabación se escuchan unos disparos, que podrían ser fruto de una balacera entre la banda y dos policías armados que los estadounidenses habían adelantado por el camino unos momentos antes