LA FRIVOLIDAD DE PEDRO SÁNCHEZ ATA DE PIES Y MANOS A LA GUARDIA CIVIL

Más de 600 migrantes subsaharianos saltan la valla de Ceuta y entran en tromba en España

Los asaltantes de la valla no han dudado en arrojar bolas con heces, cal viva o ácido contra los guardias civiles además de usar radiales, cizallas y lanzallamas caseros

Más de 600 migrantes subsaharianos saltan la valla de Ceuta y entran en tromba en España
800 inmigrantes asaltan en grupo al vallado fronterizo que separa Ceuta de Marruecos y 600 han conseguido pasar a España. El Faro de Ceuta.

Que hay efecto llamada es induable y prueba de ello es que desde que Pedro Sánchez y sus ministros optaron por convertir en un festival benéfico el drama migratorio y montaron en Valencia un recibimiento televiso al barco ‘Aquarius‘, los migrantes y sobre todo las mafias piratas que se enriquecen con el tráfico humano a través del Mediterráneo, han optado por poner proa a España.

Más 600 inmigrantes subsaharianos han logrado este 26n de julio de 2018 acceder a España, tras un salto masivo a la valla fronteriza que separa la ciudad autónoma de  Ceuta y Marruecos.

Según la Delegación del Gobierno en Ceuta, ha habido 11 agentes heridos. Cinco de ellos han sido asistidos en el hospital. Solo uno sigue en observación por haber recibido cal en los ojos.

Algunos agentes han sufrido trastornos respiratorios y conjuntivitis tras haber sido rociados con espráis caseros y cal viva, unas sustancias que es la primera vez que usan los inmigrantes.

El salto de los deseperados, enormemente violento, se ha producido sobre las 7.00 horas en la zona fronteriza próxima a la Finca Berrocal, donde existe una mayor facilidad para llegar hasta el perímetro debido a áreas ciegas donde las cámaras no llegan a detectar a los inmigrantes.

Durante algo más de una hora, los agentes marroquíes y los guardias civiles han intentado contener el asalto, pero la limitación de medios a los que les condena el actual Gobierno y las dudas sobre la política que marca ahora el Ministerio del Interior  han terminado por hacer casi inútil su desmoralizador trabajo.

La de esta madrugada ha sido la más violenta en tiempos que recuerda la Guardia Civil de Ceuta. Los asaltantes de la valla no han dudado en arrojar bolas con heces, cal viva o ácido contra los guardias civiles además de usar radiales, cizallas y lanzallamas caseros.

El asunto se complica y mucho para el Gobierno de Pedro Sánchez, que comenzó anunciando su voluntad de quitar las concertinas de las vallas y ahora ya no sabe como parar la oleada.

Las autoridades españolas siempre han defendido los resultados de la cooperación con Marruecos, aunque en febrero del año pasado el ministro de Agricultura marroquí, el empresario Aziz Ajanuch, una de las mayores fortunas del país y amigo personal del rey alahuí, emitió un comunicado donde advertía que cualquier obstáculo respecto a los acuerdos agrícolas y de pesca entre Marruecos y la Unión Europea conlleva el riesgo de que se reanude “el flujo migratorio” que Rabat ha sabido “gestionar y mantener” con “esfuerzo sostenido”.

Horas después declaro Ajanuch:

“¿Cómo queréis (los europeos) que hagamos el trabajo de bloquear la emigración africana y hasta la marroquí si hoy Europa no quiere trabajar con nosotros? ¿Por qué vamos a seguir haciendo de gendarmes y darles empleo (a los africanos establecidos en Marruecos)? (…) El problema de la emigración es muy costoso para Marruecos, y Europa debe apreciarlo en su justo valor”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído