La Haya declara culpable a Ntanganda de reclutar a niños soldados y esclavizar sexualmente a menores

Este es ’Terminator’, el sanguinario ex guerrillero del Congo, condenado por 18 crímenes de guerra y contra la humanidad

Entre sus víctimas se encuentran 49 personas, cuyos cadáveres fueron encontrados "destripados o mutilados"

Este es ’Terminator', el sanguinario ex guerrillero del Congo, condenado por 18 crímenes de guerra y contra la humanidad
Terminator del Congo RS

La Corte Penal Internacional (CPI) declaró este lunes culpable al exjefe adjunto del Estado Mayor de las Fuerzas Patrióticas para la Liberación del Congo (FPLC), Bosco Ntaganda, de trece crímenes de guerra y cinco de lesa humanidad, según recogen agencias y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

Los jueces declararon a Ntaganda culpable de todos los crímenes a los que se enfrentaba, entre los que estaban el alistamiento de niños soldados, permitir abusos sexuales a menores de edad, asesinatos, y ordenar ataques contra la población civil de Ituri, en el noreste de la República Democrática del Congo, entre los años 2002 y 2003.

El tribunal consideró probado «más allá de la duda razonable» que el exlíder guerrillero de 45 años, conocido como «Terminator», fue el responsable directo de los crímenes de asesinatos y persecución, y responsable indirecto del resto de cargos.

El exguerrillero fue bautizado como «Terminator» debido a sus crueles métodos, como ataques con machetazos o el uso de menores como esclavas sexuales en sus conquistas.

La lectura de la sentencia reflejó la crueldad de los delitos de las FPLC, el ala militar de la Unión de Patriotas Congoleños, a pesar de que la segunda guerra del Congo (1997-2003) se encontraba en los últimos compases.

Víctimas étnicas
La mayoría de víctimas de las FPLC, dominado por las tribus Hema, eran miembros de la etnia Lendu que se vieron expulsados de Ituri, una región rica en minerales.

El juez presidente del caso, Robert Fremr, señaló que Ntaganda hizo «al menos tres llamamientos a gente joven» en Ituri para que se unieran a su milicia, la cual reclutó a niños de menos de 15 años.

Los menores «fueron amenazados, sufrieron violencia física y llevaban uniformes que a menudo les quedaban grandes, así como fusiles AK-47», dijo el magistrado, mientras que «al menos tres niñas de menos de 15 años sufrieron violaciones de forma repetida» por miembros de las FPLC. De esta manera, la CPI reconoció por primera vez que el crimen de esclavitud sexual se cometió durante el conflicto del Congo.

Ntaganda también ordenó a sus tropas tomar medidas que resultaron en el desplazamiento forzoso de población en Ituri y en ataques contra civiles, algunos de los cuales fueron asesinados por el propio exlíder guerrillero, se dijo en la sentencia.

Entre las víctimas de las FPLC se encuentran 49 personas, cuyos cadáveres fueron encontrados con las manos atadas y heridas de machetes en una plantación de bananas.

Condena de la Corte Penal
La CPI dictaminará en una vista posterior a cuántos años de prisión condena a Ntaganda, que puede apelar la decisión en los próximos 30 días. La pena máxima en el tribunal de La Haya es de 30 años, aunque puede imponerse la cadena perpetua en casos excepcionales.

El condenado negó todas las acusaciones durante el juicio, aseguró que su propósito era «proteger a la población civil» y que tomó medidas contra los soldados «culpables de cometer ofensas».

El juicio de Ntaganda comenzó en septiembre de 2015 y la Fiscalía presentó a 80 testigos, aunque la defensa impugnó el testimonio de algunos por falsificación de documentos. Los jueces explicaron que descartaron tener en cuenta a siete de ellos, pero este hecho no evitó el veredicto de culpabilidad.

El exlíder guerrillero no hizo ningún gesto durante la vista oral de este lunes. Se limitó a escuchar el relato de los magistrados, se levantó cuando se lo pidió el juez Fremr para escuchar la sentencia y se volvió a sentar después de oír la palabra culpable 18 veces, una por cada crimen por el que fue condenado.

Apodo de «Terminador»
Según el juez Robert Fremr, entre las atrocidades del antiguo comandante se incluyen la masacre de un aldea, donde a los asesinados «se les rompió la cabeza». Entre las víctimas se incluían niños y bebés.

Alguno de los métodos más estremecedores de la FPLC bajo su mando fue la decisión de «destripar cuerpos». Al menos 49 personas fueron capturadas en un campo agrícola y sus cadáveres fueron encontrados con las manos atadas y heridas de machetes.

«Se encontraron hombres, mujeres, niños y bebés en el campo. Algunos cuerpos se encontraron desnudos, algunos tenían las manos atadas, a otros les aplastaron la cabeza. Varios cuerpos fueron destripados o mutilados de otra manera», dijo Fremr.

El líder rebelde ordenaba a sus hombres que violaran a mujeres «para mantener alta la moral», dijo el fiscal Fatou Bnesouda. Cientos de violaciones, asesinatos y personas tiroteadas y quemadas vivas se unen a las atrocidades cometidas por la FPLC bajo el liderazgo del «Terminator».

Buscado desde 2006
La CPI emitió la orden de arresto internacional contra Ntaganda en agosto de 2006, mientras aún estaba en la República Democrática del Congo.

Se entregó en marzo de 2013 en la embajada de Estados Unidos en Kigali, capital de Ruanda, para «establecer toda la verdad», según dijo durante el juicio, y desde entonces ha estado recluido en el centro de detención de la CPI en La Haya, Holanda.

Este proceso legal es el último respecto a la República Democrática del Congo juzgado por la CPI, que ya condenó a catorce años de cárcel al jefe de las FPLC, Thomas Lubanga, y a doce años al responsable de otro grupo guerrillero, Germain Katanga.

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído