El lugar se ha convertido en 'un picadero'

Prohíben tener sexo en un parque de Medellín

Unas 2.000 personas acuden cada fin de semana para retozar

Usan las zonas verdes y jardineras para tener relaciones sexuales

El amor es, por naturaleza, excesivo. Pero siempre habrá alguien dispuesto a cortarle las alas.

Para hacer frente a «excesivas» muestras de cariño de las parejas de enamorados que se citan en uno de los parques de la ciudad colombiana de Medellín, el administrador decidió prohibir «los besos demasiado apasionados».

El parque está plagado de unos carteles con la imagen de una pareja besándose con una raya atravesada que refleja la prohibición, para que quede bien clarito.

Se encuentran prohibidas las visitas de novios o parejas con expresiones de afecto exageradas que atenten contra la moral pública

El parque está ubicado en Nueva Villa de Aburrá, al oeste de Medellín, alrededor de la cual vive un millar de personas.

EL PICADERO

Pero no se dejen engañar por las suaves expresiones propias de Latinoamérica. La realidad es que el parque se ha convertido en ‘un picadero’.

Santiago Jaramillo, administrador del lugar, explica que cada fin de semana llegan unas 2.000 personas, la mayoría parejas de enamorados que, después de frecuentar los bares y discotecas del sector, recorren los alrededores de la urbanización, en especial la plazoleta central, para dedicarse a «exageraciones amorosas».

Y allí es donde los besos se convierten en actos sexuales que no podemos permitir

Usan las zonas verdes y jardineras para tener relaciones sexuales

Es normal ver parejas haciendo el amor, ropa interior femenina en el suelo y preservativos usados arrojados en la plazoleta

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído