Las fuerzas militares difunden información sobre las FARC

Los narcoterroristas colombianos son una sarta de pedófilos, puteros y asesinos

Mails dan cuenta de las ejecuciones, los reclutamientos de menores de edad y las fiestas con putas en la selva

Muchos menores de edad son fusilados por dormirse en una guardia o por ser sospechosos de deserción.

Narcoguerrilleros borrachos, niñas reclutas, partes de guerra desesperados, pagos a prostitutas, relaciones de viejos comandantes con niñas, ejecuciones sumarias, paranoia de los altos mandos…

Las FARC están en franca decadencia, una verdad que reflejan los cientos de miles de fotos y documentos guardados en 42 ordenadores e infinidad de memorias UBS y CDs que las Fuerzas Militares han encontrado en campamentos guerrilleros cuando los asaltaron.

FICHAS DE LOS GUERRILLEROS

Es mucha la información que ha salido a la luz y que recoge la revista Semana en un artículo titulado ‘Los fusilados de las Farc’.

Algunos documentos detallan la estructura de narcotráfico, con socios y cifras de envíos. También han encontrado fichas de inscripción de los integrantes de los frentes o los nombres de los guerrilleros ajusticiados porque sospechaban de deserción.

Uno de los hallazgos más jugosos es el encontrado a ‘John 40’, cabeza del Frente 43, famoso por su comportamiento mafioso.

El material incautado no hace sino confirmar lo que las autoridades conocían del mayor comandante narcotraficante que tiene en estos momentos las FARC.

FACTURA DE CIRUGÍAS ESTÉTICAS

Facturas de billetes de avión a prostitutas de Antioquia y el Eje Cafetero para animar sus fiestas en plena selva, compra de caballos caros, grabación de los llamados narcocorridos, cirugías estéticas para algunas mujeres.

En los documentos incautados se ha encontrado una reprimenda de los jefes del Secretariado a John 40:

Preocupado por la situación del Frente… los gastos extravagantes dejaron huella en el subconsciente de las masas y por supuesto de los guerrilleros y de la jefatura que se formó al calor de esas actividades

Los casos de la traída (y los gastos que eso implica) de mujeres modelos, es una debilidad, una falta de uno autodisciplinarse, un socavamiento moral de las unidades. Una debilidad no invalida toda una vida de lucha, pero sí la mancha

Sin embargo, el regañado no es tan magnánimo con los suyos. Registra en sus archivos los castigos severos y fusilamientos a los miembros de su tropa por pasarse de copas, «desperdiciar comida» o «robarse una panela».

EL COMANDANTE AJUSTICIADO

También han encontrado escritos del comandante Iván Ríos:

Nuestro talón de Aquiles es la débil formación de los mandos medios e incluso de miembros de Estados Mayores de los Frentes. Más que los méritos del enemigo, esta es la causa de la gran mayoría de los golpes que hemos recibido. Falta don de mando con carácter.

Nos hace falta crear una escuela para formación de mandos con rescate de la doctrina fariana. Las relaciones entre los propios mandos y entre estos y los guerrilleros deben ser replanteadas. Se ve mucha flojera, compinchería, alcahuetería, amiguismo

Sus apreciaciones se quedaron cortas. Murió asesinado en 2008, mientras dormía, por uno de sus hombres de confianza que le cortó la mano para mostrar a los militares lo que había hecho y cobrar la recompensa multimillonaria que se ofrecía por el citado guerrillero.

Y eso que durante dos años Iván Ríos celebró trescientos consejos de guerra, según dejó documentado, con igual número de ejecuciones, por causas como «desmoralización insuperable» o sospechas de que se trataban de infiltrados de los paramilitares o el Ejército.

RECLUTAMIENTO OBLIGATORIO

Para compensar las pérdidas, se lanzó a una campaña de reclutamiento obligatorio masivo en donde abundaban los menores de edad.

Muchos de ellos, tanto en los frentes del fallecido comandante como en otros, son sometidos a duros castigos y hasta fusilados por dormirse en una guardia o ser sospechosos de deserción. Y son sus propios compañeros, que conforman el jurado, los que los sentencian a muerte.

Jorge Briceo, alias Mono Jojoy, miembro del Secretariado y el jefe más popular entre la tropa de las FARC, relata en un correo estos reclutamientos:

En lo que va corrido del año han desertado 112, se capturaron 33, se les hizo consejo de guerra y salieron fusilados 22. Más 6 que en la persecución se dieron de baja. Se entregaron al enemigo 26 con 23 fusiles, 14 pistolas y 260 millones de pesos… Les va mi abrazo. Jorge

Briceo sobrevive desde hace meses en cuevas y en los lugares más inhóspitos de la Cordillera Oriental, sometido a una cacería implacable de los militares, rodeado de una guardia pretoriaza compuesta por familiares e íntimos porque no se fía de nadie.

El rosario de datos no deja lugar a dudas: las FARC están infectadas de los virus que corroen las bandas terroristas y mafiosas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído