Venezuela demandará a Movistar por presunta estafa

Venezuela demandará a Movistar por presunta estafa
. Europa Press

CARACAS, 11 (Reuters/EP)

La Asamblea Nacional de Venezuela demandará a Movistar, filial del grupo de telecomunicaciones español Telefónica, por presuntos delitos de estafa, irregularidades en la facturación y fallos reiterados en el servicio, anunció este lunes el diputado venezolano Angel Landaeta.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha liderado la nacionalización de varias empresas del sector eléctrico, petrolero y de telecomunicaciones del país.

Entre otras, la estatalización en 2007 de la compañía telefónica CANTV, una medida que se produjo debido a que el Gobierno de Venezuela considera que el sector de las telecomunicaciones ofrece un servicio estratégico para la nación y por tanto no debía estar exclusivamente en manos privadas.

«Movistar (…) hace constantemente incrementos de las tarifas sin consultar a los usuarios ni participarles previamente, violando la Ley de Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios. Redondean siempre hacia arriba», afirmó en un comunicado Landaeta, presidente de la Subcomisión de Servicios Públicos de la Asamblea Nacional venezolana.

«Incurren en enriquecimiento sin causa», añadió en documento, en el que anuncia la acción judicial contra Movistar ante el Tribunal Supremo de Justicia, aunque sin precisar fecha ni detalles. La filial de Telefónica es el segundo mayor proveedor de servicios de telefonía en Venezuela, sólo por detrás de CANTV.

Landaeta señaló que la Asamblea Nacional había recibido denuncias respecto a la cobertura de la empresa, irregularidades en la facturación –como el vencimiento mensual del consumo y el cobro por minutos desde antes de que se active la comunicación– y fallos injustificados en el servicio.

La tercera operadora del país, la venezolana Digitel, también sería demandada por las mismas faltas. La telefonía móvil es un negocio muy rentable en Venezuela, donde al cierre del primer trimestre de 2009, la penetración del servicio era del 98,96 por ciento, según el organismo regulador de la industria, Conatel.

El Gobierno de Chávez impulsa una fuerte regulación sobre la economía nacional, argumentando que defiende a los pobres del capitalismo salvaje, mediante controles de precios y de cambios. Sin embargo, el país petrolero mantiene la inflación más alta de América Latina –25,1 por ciento en el 2009– y diversos analistas señalan que Venezuela podría ser una de las pocas economías de la región que cierre 2010 en números rojos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído