Fariñas dice en un artículo que los Castro preparaban a los medios internacionales para su «futuro fallecimiento»

El disidente cubano Guillermo Fariñas, en huelga de hambre desde hace más de cuatro meses para pedir la liberación de los presos políticos de la isla, contestó en una breve nota a una reciente información del diario oficial ‘Granma’ crítica con él afirmando que el Gobierno de los hermanos Castro están preparando «a los medios de prensa internacionales para mi futuro fallecimiento».

Esta nota, escrita este lunes, sale al paso de una entrevista al doctor Armando Caballero, jefe del equipo que le atienden en el hospital de Santa Clara, publicada el pasado día 3 de julio por ‘Granma’.

En dicha entrevista Caballero critica la actitud de Fariñas desde un punto de vista médico, al tiempo que destaca que «sale muy caro» mantener a un paciente que precisa atención médica por su único deseo de no ingerir alimentos.

Según Caballero, el coste de mantener a un paciente en una unidad de cuidados intensivos «en cualquier país del primer mundo» no baja de los 300.000 dólares diarios (unos 240.000 euros), si bien reconoce la imposibilidad de extrapolar estos costos a la realidad de la isla, ya que sostiene que «la medicina cubana es, quizá, la mas barata del mundo».

En su nota, Fariñas acusa al Gobierno cubano de estar usando «el humanitarismo de los médicos para ir preparando a los medios internacionales para mi futuro fallecimiento». El disidente considera además «un honor» morir a consecuencia de su huelga de hambre, pues afirma que con ello trata de salvar la vida a 25 presos políticos y de conciencia.

«Los únicos responsables de mi futuro deceso son los hermanos Fidel y Raúl Castro», sentencia, al tiempo que critica ciertos aspectos de la entrevista, como el hecho de que se le acuse veladamente de estar desperdiciando los recursos del Estado cubano pero no expliqué por qué motivo se encuentra en huelga de hambre.

Fariñas reafirma en su nota su confianza hacia el equipo médico que le atiende, razón por la que dice haber rechazado ofertas de otros países para ir a tratarse al extranjero.

«Quiero morir en mi patria ante las narices de los dictadores que poseen las pistolas, fusiles, cañones y bombas. Sólo tengo la moral de ser del pueblo de abajo, engañado y sometido durante 51 años por los que poseen las armas, la violencia y las leyes totalitarias y que desgobiernan desde arriba», afirma Fariñas en la nota.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído