Se reúne con el cardenal Ortega y Alamino

Moratinos expresa la satisfacción del Gobierno español con la mediación de la Iglesia cubana

"Su visita reafirma la esperanza", dice el cardenal de la Habana

El ministro confía en que se produzcan nuevas liberaciones y otras mejoras en el campo de las libertades en la isla

 

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, expresó ayer la satisfacción del Gobierno español con la labor que está realizando la Iglesia Católica cubana en favor de la excarcelación de los presos políticos de la isla.

«Estamos muy satisfechos con la labor que está llevando a cabo la Iglesia Católica cubana en su diálogo con las autoridades y esperamos, lógicamente, que ese trabajo después dé resultados», señaló durante una breve comparecencia ante la prensa tras reunirse con el arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega.

La reunión entre el prelado y Moratinos, en la que estuvo presente también el embajador español en Cuba, Manuel Cacho, se inició a las 14.20 horas y se prolongó durante hora y media, informó la Arquidiócesis de La Habana en un breve comunicado.

Monseñor Ortega, por su parte, agradeció al canciller español su cercanía y comprensión para con el diálogo que realizan en este momento la Iglesia y el Gobierno en Cuba. «Con su visita se reafirma la esperanza que ya hemos anunciado anteriormente respecto al asunto de los presos», indicó el arzobispo de La Habana. «Estamos en un momento que tenemos que mirar al futuro con esperanzas», añadió.

El pasado mes de mayo Ortega y otros miembros de la jerarquía eclesiástica cubana se reunieron con el presidente Raúl Castro, un encuentro en que el Gobierno de Cuba se comprometió a mejorar las condiciones de los presos políticos. Un proceso de diálogo desarrollado directamente por Ortega y que hasta el momento se ha traducido en la liberación de Ariel Sigler, la salida de prisión de Darsi Ferrer, que permanece bajo arresto domiciliario, y el acercamiento de otros 12 presos a cárceles más cercanas a sus lugares de origen.

Moratinos, que realiza un viaje oficial de dos días en Cuba para «apoyar» el diálogo en materia de Derechos Humanos y acelerar la excarcelación de presos políticos, se reunió el martes también con el canciller cubano, Bruno Rodríguez. El jefe de la diplomacia española volverá a reunirse este miércoles con su homólogo cubano, pero finalmente no se entrevistará con Castro ni con miembros de la disidencia.

El ministro confía en que se produzcan nuevas liberaciones y otras mejoras en el campo de las libertades en la isla, como podría ser una mayor facilidad para los cubanos en el acceso a Internet. De cumplirse este pronóstico, podría ayudar a desactivar la huelga de hambre del disidente Guillermo Fariñas, debilitado y en riesgo de muerte tras 132 días de ayuno para exigir la excarcelación de 25 opositores enfermos.

La Comisión Cubana de Derechos Humanos, un grupo opositor tolerado por el Gobierno cubano, informó este martes de que alrededor de 40 presos políticos están siendo entrevistados y fotografiados en las cárceles, una señal de que su liberación podría ser inminente.

 

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído