ETA. Venezuela tiene seis campos para adiestrar terroristas

Venezuela tiene al menos seis campos preparados para el adiestramiento de terroristas de organizaciones como ETA, las FARC o Hizbulá y en ellos suelen participar militares del Ejército de Hugo Chávez, según declaró hoy a Servimedia el periodista Antonio Salas.

Salas pasó meses infiltrado en Venezuela y posteriormente contó sus vivencias en el libro «El palestino» (Temas de hoy), donde relata la vinculación del gobierno venezolano con organizaciones terroristas de todo el mundo.

Salas explicó a Servimedia que, durante su larga estancia en el país, se hizo pasar por un terrorista palestino de origen venezolano para descubrir la vinculación del gobierno de Chávez con diversas bandas terroristas de carácter internacional.

Así descubrió que ETA tiene como «cabeza visible» en Venezuela a Arturo Cubillas, un alto cargo del Ministerio de Agricultura de Venezuela que está reclamado por la justicia española.

Salas subrayó que «no es ningún secreto allí» que Cubillas acoge a los terroristas de ETA y «tampoco es secreto la simpatía que tienen por ETA, Hizbulá y demás organizaciones que se llaman revolucionarias».

Además, recibió «adiestramiento» en uno de los campos que hay en Venezuela para terroristas. En ellos participaban militares del Ejército de Chávez y mandos de los diversos cuerpos policiales que existen en el país.

Entre ellos, destacó la presencia de «un coronel» del Ejército que enseñaba a manejar armas a los terroristas en formación. Tanto él como otros formadores se jactaban de ser «hermanos de las FARC colombianas y de la ETA española».

Aunque Salas sólo coincidió con autóctonos venezolanos en los campos de adiestramiento, los profesores presumían a diario de tener en otros campos a terroristas de organizaciones de todas las partes del mundo, incluida ETA y grupos islamistas extremadamente violentos.

En su opinión, el Gobierno de España debería actuar contra esta colaboración entre Venezuela y ETA pero no lo hace porque le resulta «muy embarazoso» que etarras como Cubillas llegasen allí en tiempos de Felipe González de la mano del anterior gobierno socialista.

Salas también tiene críticas para el Partido Popular porque afronta este asunto en clave partidista y le resulta «más rentable acusar a Chavez» que ir al fondo del asunto. En ambos casos, criticó, se trata de «una obscena politización» en la que «nadie está libre de pecado».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído