Tony Blair dice que Brasil no decepcionará con los Juegos Olímpicos del 2016

Tony Blair dice que Brasil no decepcionará con los Juegos Olímpicos del 2016
. EFE/Archivo

El ex primer ministro británico Tony Blair aseguró hoy que Brasil es un país que goza de «confianza» dentro y fuera de sus fronteras» y que «no decepcionará» en la organización de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016.

«Lo sé. No nos vais a decepcionar», dijo Blair durante un seminario sobre desarrollo e infraestructuras en eventos deportivos celebrado en Sao Paulo.

Ante una nutrida representación del mundo empresarial brasileño y arropado por las autoridades de los estados de Río de Janeiro y Sao Paulo, el ex primer ministro añadió que una cita deportiva de esas características «es una oportunidad» para el desarrollo cultural, medioambiental y social de una ciudad.

Sin embargo, Blair aseguró que no tiene sentido albergar unos Juegos Olímpicos «a nos ser que se usen para inspirar a la ciudadanía».

También declaró que es «fantástico» ser proclamado sede olímpica, experiencia que tuvo cuando se le adjudicaron a Londres los Juegos Olímpicos del 2012, pero recordó que es justamente en ese momento cuando «el trabajo duro comienza».

Según Blair, el mundo del deporte es «mucho más que las actividades» que se realizan y además de ser una «fantástica política de salud» es una herramienta «unificadora».

El que fuera jefe del Gobierno británico entre 1997 y 2007 abogó por utilizar el deporte como un elemento de unión y aseguró que en las zonas de conflicto y con comunidades enfrentadas es «donde salen las actividades más creativas».

De la experiencia de Londres, que será sede olímpica en 2012, Blair dijo que la clave no era presentar la ciudad «como un gran destino turístico» sino explorar cuáles eran las aportaciones que la urbe podía hacer a la comunidad olímpica.

«Debemos contribuir con algo a los Juegos Olímpicos», dijo Blair, quien destacó la «multiculturalidad» de Londres que, a su juicio, representa «la civilización de Europa».

En su opinión, las Olimpiadas presentan la oportunidad de mostrar el mundo en proceso de cambio que representan Río de Janeiro y Brasil, y que el «deporte está ligado al desarrollo».

«Organización más inspiración son igual a éxito y satisfacción» , dijo el líder laborista.

El ex primer ministro habló de la importancia de llevar a cabo planes de desarrollo a largo plazo y citó el ejemplo de Barcelona, ciudad que «es lo que es hoy» debido a la celebración de los Juegos Olímpicos de 1992.

Blair abogó por la «combinación de las herramientas del sector privado con la responsabilidad del sector público» y defendió la atracción de financiación privada»

Aseguró que en proyectos de esa envergadura siempre hay desajustes entre el presupuesto inicial y el coste final, que en el caso de Londres dijo que era «considerable, variable y difícil de cuantificar».

«Estaría sorprendido si hay un ejemplo de Juegos Olímpicos en los que el presupuesto original es el presupuesto final», agregó.

Sin embargo, el ex primer ministro se mostró en todo momento optimista y restó importancia a los inconvenientes debido a que «al final los beneficios son enormes» y añadió: «Vale la pena».

Mientras, el gobernador del estado de Río de Janeiro, Sergio Cabral, calificó el liderazgo ejercido por Tony Blair como «uno de los más importantes del planeta» y aseguró que el evento deportivo dejará un legado tangible en forma de mejoras en el sistema sanitario, en el transporte y el desarrollo turístico, pero también intangible en «la autoestima del pueblo brasileño».

En el acto, al que acudieron más de 600 empresarios, también estuvieron presentes el ministro de Deportes, Orlando Silva; el gobernador de Sao Paulo, Alberto Goldman; el alcalde de Río, Eduardo Paes, y su homólogo paulista, Gilberto Kassab.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído