Amorim afirma que el principal desafío de Rouseeff será la relación con China

Amorim afirma que el principal desafío de Rouseeff será la relación con China
. EFE/Archivo

El canciller brasileño, Celso Amorim, afirmó que el principal desafío en política externa para el Gobierno entrante de la presidenta electa Dilma Rousseeff será el de establecer una «forma» para las relaciones con China, publicó hoy la prensa.

«Necesitamos dar una forma importante a las relaciones con China. No desarrollamos un concepto pleno de cómo va a ser nuestra relación con China. Esa es una autocrítica. No dio tiempo y necesitamos pensar más profundamente en eso», declaró Amorim en entrevista con el diario O Estado de Sao Paulo.

El ministro de Relaciones Exteriores, que dejará el cargo después de estar al frente de la diplomacia brasileña en los dos mandatos del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, consideró la prioridad sobre China en materia de política externa como un «gran desafío», pues el país asiático es competidor comercial y aliado político.

Justificó también la continuidad de la actual política externa en el próximo Gobierno, que asumirá el 1 de enero, en especial la de «no hacer caso omiso de las grandes cuestiones» del escenario internacional, pero sin «condenaciones», como fue en los últimos años.

De otro lado, Amorim descartó que sea «imprescindible» que la presidenta electa se reúna con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, antes de tomar posesión.

«Ella tendrá tiempo de ir después y de recibir a Obama después, aquí. Es más importante ella ir a Argentina (a la Cumbre Iberoamericana de Mar del Plata en diciembre próximo), porque simboliza las realizaciones con América del Sur», apuntó.

Sobre Estados Unidos, reconoció que para el país norteamericano en el actual momento es más importante estrechar relaciones con India que con Brasil.

«Pero esperaría que si el presidente Obama viene para acá, después de haber ido a India, le diga la misma cosa a Brasil en cuanto al apoyo para un lugar permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas», opinó.

En materia de las relaciones del Gobierno estadounidense con América Latina, defendidas en el discurso de Obama, Amorim consideró que a pesar de su antecesor, el republicano George W. Bush, cometer «muchos errores, como poner a Cuba en el ‘eje del mal’ y apoyar el golpe en Venezuela, fue sensato y escuchó a Brasil en otras cosas».

«Nosotros teníamos una enorme expectativa con el presidente Obama, pero él tuvo que concentrarse en otros problemas, internos y del Oriente Medio. Algunas veces eso no es malo. La mejor política que los estadounidenses pueden tener con América Latina es la ‘negligencia benigna'», enfatizó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído