Detienen a ‘Víctor’, guerrillero de las FARC acusado de participar en el secuestro de Betancourt y Rojas

Las fuerzas de seguridad colombianas han detenido a Gustavo Gómez Urrea, alias ‘Víctor’, guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) acusado de participar en el secuestro de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt y su compañera de fórmula Clara Rojas en 2002, entre otros delitos.

‘Víctor’ ha sido detenido en un rancho ubicado en la vereda de Los Laureles, perteneciente al municipio de Solano, en el departamento de Caquetá (sur), en el marco de un operativo conjunto de la Policía Nacional, el Ejército y la Fuerza Aérea.

«Estaba escondido en la selva, pero gracias a labores de Inteligencia logramos dar con su paradero. Se le encontraron una pistola, tres móviles, un portátil, un disco duro extraíble y 15 millones de pesos (6.146 euros)», ha dicho el comandante de la Policía de Caquetá, el coronel Carlos Alberto Vargas.

‘Víctor’ era el encargado de las finanzas del Bloque 15 de las FARC –liderado por su hermano José Ventura Gómez Urrea, ‘Wilmer’–, así como el responsable del narcotráfico en el sur y el este de dicho departamento.

El guerrillero, de 45 años de edad, suma 25 años de pertenencia al grupo armado, en los cuales ha perpetrado varios delitos por los que, en la mayoría de los casos, ha sido condenado en rebeldía, de modo que lo más probable es que sea encarcelado inmediatamente.

En concreto, ha sido condenado a 38 años de prisión por el asesinato del congresista por Caquetá Rodrigo Trubay Cote, el 16 de junio de 1996. Además, cuenta con dos medidas de aseguramiento por los delitos de secuestro extorsivo, homicidio en persona protegida, terrorismo y rebelión y con una orden de captura por reclutamiento ilícito.

ATAQUES ATRIBUIDOS A ‘VICTOR’

Al margen de los delitos referidos, al guerrillero se le atribuyen numerosas acciones criminales cometidas contra las fuerzas de seguridad y políticos colombianos entre 1996 y 2011 en varios departamentos colombianos.

Se cree que participó en el asalto a la base militar de Las Delicias (Putumayo), en 1996, en el que murieron 31 personas, 17 resultaron heridas y unas 60 fueron secuestradas, así como en el ataque a la base de El Billar (Caquetá), perpetrado dos años después, en el que 30 personas murieron y 60 resultaron heridas.

La Dirección Regional de Fiscalías, Unidad de Extorsión y Secuestro le acusa también de participar en el secuestro de Betancourt y Rojas, ocurrido el 23 de febrero de 2002, que en ambos casos se prorrogó hasta 2008.

En 2009, se le atribuye el ataque a un grupo de erradicación manual de cultivos de droga, que dejó un saldo de tres heridos, y otro contra militares, que arrojó un muerto.

Un año después, se sospecha que lideró una emboscada contra un convoy de la Infantería de Marina en el municipio de Solano, en el que nueve uniformados murieron y dos resultaron heridos.

En 2011, ha estado implicado en cuatro ataques contra las Fuerzas Armadas en Caquetá, en los que un total de tres soldados fallecieron y tres resultaron heridos, según informa el diario colombiano ‘El Tiempo’.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído