Los empresarios se suman a denunciar los perjuicios del embargo contra Cuba

Los empresarios se suman a denunciar los perjuicios del embargo contra Cuba
Aspecto de una calle de la capital en La Habana (Cuba). EFE/Archivo

Un grupo de líderes empresariales de Estados Unidos abogó hoy por un mayor intercambio comercial con Cuba por entender que, en medio de la crisis actual, ayudaría a generar más empleos en este país a través de un aumento en las exportaciones.

Durante un foro organizado por la Sección de intereses de Cuba, los empresarios aseguraron que el embargo que Estados Unidos mantiene contra Cuba desde 1962 es una política fallida que sólo ha perjudicado a los pueblos en ambos lados del Estrecho de la Florida.

El foro, que incluyó una videoconferencia simultánea con funcionarios del Gobierno desde La Habana, se produjo cuatro días antes de que la Asamblea General de Naciones Unidas someta a voto, por vigésimo año consecutivo, una resolución de rechazo al embargo.

Cynthia Thomas, presidenta de la Alianza Texas-Cuba para el Comercio, citó como ejemplo de una mayor cooperación bilateral las pruebas de laboratorio que las autoridades de Texas realizan con una vacuna «única» manufacturada en Cuba, después de recibir el visto bueno de la Oficina para el Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro.

Funcionarios del Gobierno de Estados Unidos recibieron muestras de la vacuna procedentes de distribuidores mexicanos en la frontera entre Texas y México y en los próximos meses se realizarán pruebas clínicas, dijo.

«Es un paso pequeño pero positivo… es algo emocionante pero me preocupa sabotear este esfuerzo», dijo Thomas, quien se negó a dar más detalles de la vacuna para no perjudicar al proyecto.

Mientras, Betsy Ward, presidenta de la USA Rice Federación, señaló que Cuba consume un millón de toneladas métricas de arroz y que una vez eliminadas las restricciones actuales, Estados Unidos podría vender arroz a Cuba por 300 millones de dólares al año.

«Vemos a Cuba como un socio comercial vital… Cuba sería el mercado más grande para las exportaciones de arroz de Estados Unidos en el mundo», argumentó Ward.

Lisa Simon, presidenta de la Asociación Nacional de Viajes, que representa a 700 operadores turísticos, dijo que la flexibilización de los viajes de cubano-americanos a la isla, ordenadas este año por el presidente Barack Obama, permitirán que tan solo en 2011 la isla reciba unos 400.000 visitantes.

Sin embargo, advirtió de que «si hay un cambio en la Casa Blanca y en el Senado» tras los comicios generales de 2012, «es muy posible que cambie la política de viaje a Cuba». Eso, a su vez, hace que las compañías de viajes posterguen cualquier inversión en la isla ante la incertidumbre política en Estados Unidos.

Respecto al voto en la ONU, el titular de la Sección de intereses de Cuba en Washington, Jorge Bolaños, aseguró que «cada vez hay más estadounidenses en contra del bloqueo» y que Estados Unidos está «aislado totalmente» por la comunidad internacional.

Sin las restricciones en vigor, más de un millón de estadounidenses podría viajar libremente a Cuba y eso ayudaría a generar 15.000 empleos en Estados Unidos, argumentó Bolaños.

Agregó que, según la Cámara de Comercio estadounidense, el embargo ha ocasionado pérdidas por 3.500 millones de dólares anuales a este país, lo que equivale «a 125.000 millones de dólares en los últimos 50 años».

Bob Schwartz, director ejecutivo del «Disarm Education Fund», explicó que el embargo unilateral de Estados Unidos impide el acceso de los cubanos de a pie a medicinas y suministros y equipos médicos de alta tecnología; contribuye al deterioro de la calidad del agua, e incrementa las deficiencias alimentarias, entre otros efectos.

«No nos equivoquemos: el embargo contra Cuba es un acto de guerra», subrayó Schwartz, cuyo grupo ha entregado donaciones médicas por valor de 100 millones de dólares y ha organizado más de una veintena de delegaciones médicas a la isla.

Los defensores del embargo, entre ellos los líderes cubanoamericanos en el Congreso y del exilio, insisten en que no se puede premiar con divisas y exportaciones de Estados Unidos a un régimen que oprime a disidentes y viola los derechos humanos.

Sus detractores replican que el embargo, vigente desde 1962, le sirve de «excusa» al régimen castrista para justificar el fracaso de su modelo económico y las privaciones que vive la población.

En los últimos 19 años, la ONU ha votado en contra del embargo, y no se prevé que el voto del próximo martes sea distinto. Aunque no tiene un efecto vinculante los analistas señalan que se trata de un acto «simbólico» en contra del embargo.

María Peña

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído