La nueva primera ministra de promete independizar a Jamaica de la corona británica

La nueva primera ministra jamaicana, Portia Simpson Miller, ha prometido este viernes que Jamaica dejará de estar sometida a la corona británica y que se convertirá en una república independiente con su propio presidente.

Con motivo del 50º aniversario de su independencia y pocas semanas después de que el príncipe Harry confirmara que viajará a la isla en el transcurso de este año, Simpson Miller ha afirmado que «el momento ha llegado», ante más de 10.000 seguidores. Sin embargo, Simpson Miller ha preconizado la relación con la reina Isabel, de quien ha dicho es «una dama maravillosa», «sabia y fantástica».

«El año del 50 aniversario (de la independencia de Jamaica) será un momento para la reflexión de las lecciones del pasado y, mientras celebramos nuestros logros como nación independiente, necesitamos ahora completar el círculo de la independencia», ha clamado Simpson Miller.

Si bien este proyecto emergió por primera vez en 2003 con un amplio apoyo, la amplia victoria electoral en los comicios parlamentarios de Simpson Miller ha sido fruto, en parte, de abanderar a su formación, el Partido Nacional Popular, de centro izquierda, con el abandono de la monarquía.

Un portavoz gubernamental ha declarado al diario británico ‘The Daily Telegraph’ que las reformas constitucionales podrían ser emprendidas a través del Parlamento y sin referéndum, aunque el nuevo Gobierno es partidario de alcanzar un acuerdo con la oposición antes avanzar en este asunto.

El objetivo, de acuerdo con esta fuente, es que el acuerdo se alcance en el mes de agosto, coincidiendo con las celebraciones por la independencia de Jamaica.

En el marco de este anuncio, Simpson Miller también pretende suprimir el papel del Consejo Privado de la Reina, un importante órgano institucional que encarna las ramificaciones políticas de Westminster con estados del antiguo imperio. En su lugar, el Tribunal de Justicia de Trinidad, la capital jamaicana, desempeñaría la función de la más alta instancia judicial en el país.

La primera ministra de Jamaica ha subrayado que la reforma es necesaria para «poner fin a la sumisión judicial desde Londres», pero grupos defensores de los Derechos Humanos han criticado dicha decisión. Por su parte, un portavoz de la corona ha insistido en que «los asuntos de la jefa del Estado de Jamaica es absolutamente un asunto que concierne al Gobierno y al pueblo jamaicano».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído