Correa dice que tiene que analizar «profundamente» la participación de Ecuador en la Cumbre de las Américas

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha expresado su deseo de asistir a la VI Cumbre de las Américas, que se celebrará entre el 14 y el 15 de abril en la ciudad colombiana de Cartagena, pero ha subrayado que es un tema que debe analizar «profundamente», tras confirmarse que Cuba no participará por falta de consenso.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha llamado por teléfono a Correa para intentar convencerle de que asista a la cita regional, a pesar de que había anunciado que si Cuba no participaba, Ecuador tampoco lo haría, en solidaridad con el Gobierno de Raúl Castro.

«Acabo de hablar con el presidente Santos, para invitarme a asistir a la Cumbre de las Américas», ha confirmado. «Lo que menos queremos es traerle problemas a Colombia, un país tan querido, nos encantaría estar en la Cumbre de las Américas, pero tenemos que analizarlo muy profundamente», ha explicado.

Al margen de la polémica con Cuba, Correa ha argumentado que «los pueblos se van a cansar de que los gobiernos estén en tantas cumbres mientras que ellos permanecen en tantos abismos», sobre todo cuando se trata de «cumbres protocolarias que no cambian en absoluto la realidad de nuestra América».

A pesar de ello, el presidente ecuatoriano ha enviado a Santos un «gran abrazo» y le ha deseado «la mejor de las suertes en la organización de la Cumbre de las Américas», según informa el diario ‘El Ciudadano’.

Por su parte, el presidente colombiano, ha considerado que, «dadas las complejas circunstancias», la visita que ayer realizó a Cuba para comunicar a su homólogo cubano, Raúl Castro, que el país no podrá participar en la cita regional fue «fructífera».

«Dentro de los escenarios posibles, logramos el mejor escenario para que la cumbre que se va a celebrar en nuestro país entre los mandatarios de las Américas el próximo mes sea un cumbre exitosa», ha aseverado, según informa Presidencia de Colombia.

Interrogado sobre su reunión con Castro, Santos ha explicado que «fue una charla franca, entre amigos, y con total claridad». «Ellos entendieron muy bien y fueron muy generosos (porque) no quieren ser la piedra en el zapato, no quieren ser problema ni para Colombia ni para la cumbre», ha apuntado.

Además, ha reiterado que, «para que esta incómoda situación que se le presentó a Colombia –y que se le había presentado hace tres años a Trinidad y Tobago– no se vuelva a repetir» planteará en la Cumbre de Cartagena la posible participación de Cuba en el futuro.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído