La ONU señala a Colombia como uno de los países donde se cometen más asesinatos de sindicalistas

Colombia es uno de los países donde se cometen más asesinatos de sindicalistas, según ha informado el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que cifra en 2.800 las muertes violentas en este colectivo entre 1984 y 2011 en este país, un número que ha calificado de «alarmante».

El PNUD calcula que de los 2.800 casos registrados, el 94,4 por ciento permanecen en la impunidad, ya que hasta el mes de agosto de 2011 solamente se habían emitido 223 sentencias judiciales.

Además, denuncia que existe un «vacío de información» en el 78,11 por ciento de los casos porque no se sabe quién o quiénes son los autores, aunque se estima que el 14,04 por ciento de los asesinatos son obra de los grupos paramilitares, el 5,09 por ciento de las guerrillas y el 1,69 por ciento de las fuerzas de seguridad.

Estos datos confirmarían la tesis del coordinador Residente y Humanitario de Naciones Unidas en Colombia, Bruno Moro, quien afirma que «una de las causas principales de estos asesinatos es lo que se denomina ‘prejuicio insurgente’, es decir, que por desarrollar una actividad sindical se considera que forman parte de algún grupo insurgente».

No obstante, además de los asesinatos, en estos 27 años el PNUD calcula que en Colombia se han registrados 216 casos de desapariciones forzosas, 163 de secuestros y 83 de torturas a sindicalistas.

La violencia contra sindicalistas está concentrada en los departamentos de Antioquia (noroeste), Valle del Cauca (oeste), Santander (centro) y César (norte), por este orden. Aunque en los de Nariño (suroeste) y Córdoba (noroeste) se ha registrado un aumento del número de casos «relacionado con las bandas criminales (bacrim)», ha explicado el coordinador del informe, Carlos Miguel Ortiz.

Por ciudades, las más afectadas por este fenómeno son Medellín (Antioquia), Cali (Valle del Cauca), Barranquilla (Atlántico, norte) y Montería (Córdoba).

Las víctimas se concentran en la Federación Colombiana de Educadores (Fecode); Sintrainagro, de trabajadores bananeros; y la Unión Sindical Obrera (USO), del sector petrolero.

Desde 2003 se ha producido un descenso del número de asesinatos de sindicalistas, fijando la media entre 50 y 60 casos anuales, pero, de forma paralela, se ha producido un aumento del número de amenazas.

RECOMENDACIONES DEL PNUD

En este contexto, el PNUD ha recomendado a las autoridades colombianas combatir la impunidad de estos crímenes ampliando el personal de la Fiscalía General y el número de jueces con el fin de acelerar las investigaciones de estos casos.

Además, ha planteado la necesidad de implementar una política pública de prevención con la inclusión de una sección de alertas de riesgo para los sindicalistas en el Sistema de Alertas Tempranas de la Defensoría del Pueblo, así como con la ampliación del programa de protección del Ministerio del Interior.

Por otro lado, recomienda a los empresarios que colaboren con las autoridades «en eventuales casos de complicidad de personas o establecimientos con grupos criminales para violar los Derechos Humanos de los trabajadores».

Este informe es la antesala del informe oficial sobre violencia contra sindicalistas y trabajadores sindicalizados durante los últimos 27 años que se presentará el próximo 14 de marzo ante el vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído