El Vaticano desea que el derecho fundamental a la libertad religiosa se afiance cada vez más en México

El secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, ha manifestado su deseo de que el derecho fundamental a la libertad religiosa se afiance cada vez más en México, durante la cena en honor a los obispos mexicanos y latinoamericanos, celebrada en el patio de la Catedral de Nuestra Señora de la Luz de León, junto al séquito papal y con la presencia del presidente federal de México, Felipe Calderón.

Así, al término de la ceremonia de las Vísperas en la Catedral, Bertone ha recordado a los comensales que este año se celebra el vigésimo aniversario del establecimiento de Relaciones diplomáticas entre México y la Santa Sede. «La presencia de las distinguidas autoridades que nos honran con su grata compañía pone de relieve que tanto la Iglesia como el Estado tienen la común tarea, cada uno desde su misión específica, de salvaguardar y tutelar los derechos fundamentales de las personas», ha destacado.

Entre ellos, ha resaltado «la libertad del hombre para buscar la verdad y profesar las propias convicciones religiosas, tanto en privado como en público, lo cual ha de ser reconocido y garantizado por el ordenamiento jurídico». Ese derecho, a su juicio, impregna todas las dimensiones de la persona, «llamada a dar razón de su propia fe, y anunciarla y compartirla con otros, sin imponerla, como el don más preciado recibido de Dios».

Además, ha señalado que la Iglesia no cesa de exhortar a todos, para que la actividad política sea una labor encomiable y abnegada en favor de los ciudadanos y no se convierta en una lucha de poder o una imposición de sistemas ideológicos rígidos, que tantas veces dan como resultado la radicalización de amplios sectores de la población.

En este sentido, el secretario de Estado del Vaticano ha indicado que los Obispos aquí presentes son exponentes del compromiso de la Iglesia católica en la «hermosa labor de trabajar» por el hombre.

Además, Bertone ha asegurado que ha través de múltiples expresiones se ha querido desplegar la belleza del cristianismo para abrazar a todo hombre o mujer, sin mirar la raza, lengua o clase social. A ello, según ha expresado, ha concurrido tanto la dimensión de fe hondamente profesada y celebrada, como los más variados proyectos de solidaridad.

«Si en esta misión ha habido alguna sombra, eso no empaña el esplendor del evangelio, siempre presente para purificar y alumbrar nuestro camino, que hoy pasa por esa revitalización de la fe a la que Su Santidad Benedicto XVI no se cansa de invitar», ha añadido para terminar brindando por el Santo Padre, por México, sus hijos e hijas y todos los países latinoamericanos y del Caribe.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído