Argentina tilda de «violatoria» e «incomprensible» su salida del sistema de aranceles reducidos de EEUU

El Gobierno de Argentina ha calificado de «violatoria» e «incomprensible» la decisión de Estados Unidos de expulsar al país sudamericano del sistema de aranceles reducidos que aplica a las mercancías procedentes de países en desarrollo en represalia por el impago de más de 300 millones de dólares (225 millones de euros) a dos empresas estadounidenses.

A través de un comunicado publicado en la página web del Ministerio de Exteriores, Argentina ha explicado que las dos empresas –Azurix y Blue Ridge Investment, filial de Bank of America– «jamás» aceptaron iniciar los trámites de cobro que recogen las sentencias emitidas a su favor por el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), vinculado al Banco Mundial.

En la misma línea, ha explicado que las autoridades estadounidenses «tampoco aceptaron la propuesta (realizada por el Gobierno de Argentina) de resolver el diferendo sobre el reglamento del CIADI» y que, por el contrario, «insistieron en obligar a que se aplique un mecanismo contrario al sistema legal vigente» en el país sudamericano.

Por ello, ha considerado que la decisión de Estados Unidos viola la legislación argentina sobre los procedimientos para ejecutar las sentencias que obligan al Estado a pagar indemnizaciones o multas.

A este respecto, ha lamentado la postura de Washington, subrayando que hasta ahora las leyes argentinas han sido respetadas por todos los que han obtenido una sentencia favorable contra el Estado, incluyendo a las víctimas de los crímenes cometidos durante la dictadura militar (1976-1983).

Además, ha considerado que la decisión de Estados Unidos es «incomprensible» porque reduce en alrededor de 18 millones de dólares (13,4 millones de euros) los beneficios de las empresas argentinas en el marco de un intercambio bilateral de bienes y servicios que alcanza los 18.000 millones de dólares (13.479 millones de euros) y que favorece «ampliamente» al país norteamericano.

Por otro lado, Argentina ha condenado «de forma contundente» la presión ejercida por los «fondos buitres» –grupos especuladores que actúan en los mercados de deuda pública y privada– para que se llegara a esta decisión.

En la década de 1990, Azurix, una empresa dedicada a la gestión de aguas, y Blue Ridge Investment denunciaron al Estado argentino por incumplimiento de contrato. En 2006, el CIADI condenó al país sudamericano a indemnizar con 165,2 millones de dólares (123,7 millones de euros) a Azurix por rescindir el contrato de provisión de agua potable en la provincia de Buenos Aires.

Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído