El presidente de Uruguay, abrumado por la oferta de un jeque, no sabe qué hacer

Al modoso de Mujica le ofrecen un millón de dólares por su viejo ‘escarabajo’… y le está dando vueltas

Ha dicho que, si se produce la compraventa, todo el dinero lo invertirá en el país

Al modoso de Mujica le ofrecen un millón de dólares por su viejo 'escarabajo'... y le está dando vueltas
Jose Mujica conduciendo su coche su Volkswagen Fusca AFP PHOTO/PRESIDENCIA

Lo conduce desde 1987, y en su última declaración jurada lo valoró en 70.000 dólares

Si por algo se caracteriza José Mujica es por su humilde estilo de vida. El presidente de Uruguay vive con apenas 1.000 euros mensuales porque el resto de su sueldo, 9.000, los destina al país.

Y él no se mueve en coches blindados ni guardaespaldas. Todo lo contrario: solo posee dos viejos coches de 1987. Y precisamente por uno de estos vehículos ha vuelto a ser noticia: un jeque árabe le ha ofrecido un millón de dólares por su escarabajo Volkswagen. Él, ahora, está pensando en aceptar la oferta.

LA OFERTA

Mújica ha explicado que durante la cumbre del G77 más China, que se celebró el pasado mes de junio en la ciudad boliviana de San Cruz, un jeque árabe le hizo la oferta.

Después, el embajador de México en Montevideo, Felipe Enríquez Hernández, le dijo al presidente más pobre del mundo que en su país podría subastarse dicho coche por un precio base equivalente a diez camionetas de doble tracción.

«En una conversación informal, hablamos sobre de la popularidad que su vehículo ha adquirido a nivel internacional, a partir de los diversos reportajes que la prensa mundial ha realizado sobre su estilo de vida»,

ha relatado Enríquez Hernández al diario uruguayo ‘El País’.

«Y, como sucede en las conversaciones informales, especulamos sobre el alto valor que podría alcanzar. Sugerí que una buena manera de venderlo sería con una subasta (…) donde podría alcanzar un precio comparable al valor de 10 camionetas tipo 4×4»,

ha detallado.

Mujica ha confesado sentirse abrumado por este interés.

«Me sorprendió un poco todo esto y al principio dudé y no le di importancia. Pero después me llegó otra propuesta y me lo tomé un poco más en serio. En todo caso, y si se concreta (la compraventa), todo el dinero será para el Plan Juntos o lo que sea para favorecer a Uruguay».

El objeto del deseo de estos compradores en un Volkswagen Fusca de color celeste que Mujica conduce desde 1987. En su última declaración jurada, lo valoró en 70.000 dólares. Además, posee otro igual pero con dos puertas que cifró en 37.500 dólares.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído