"ARRIBA, ABAJO, LOS YANQUIS 'PAL' CARAJO"

A Maduro se le va la olla del todo y pide juzgar a EEUU y Aznar por crímenes de guerra

Lo dijo en una concentración de chavistas en Caracas, que fue transmitida de forma obligatoria por radio y televisión

El jefe de Estado de Venezuela, Nicolás Maduro, lanzó una propuesta para que sean juzgados en la Corte Penal Internacional por crímenes de guerra todos los «imperialistas» que atacaron Libia, Iraq y Siria y señaló no solo a EEUU, sino también al expresidente de España, José María Aznar.

Maduro reiteró así lo dicho el viernes 12 de diciembre de 2014 cuando acusó a Aznar de ser el responsable de la muerte de 1.200.000 iraquíes en 2003 y este lunes 15 de diciembre aseguró que no se retracta «ni una coma» de estos señalamientos que, desde España, no lo han «desmentido».

El gobernante dio estas declaraciones ante una concentración de chavistas en Caracas que fue transmitida de forma obligatoria por radio y televisión, y que se convocó para protestar contra el «imperialismo» estadounidense en reacción a las sanciones que aprobó el Congreso de EEUU y que van dirigidas a un grupo de funcionarios venezolanos.

«El noble pueblo de España sabe que es verdad, Aznar tiene sus manos manchadas en sangre con la invasión a Iraq, con el golpe de Estado a Venezuela (2002), Aznar es un asesino, y debe ir a la Corte Penal Internacional también, asesino»,

dijo y agregó que el político español es «un heredero del fascismo de Francisco Franco».

COMITÉ DE JURISTAS

La iniciativa, que Maduro dirigió al Parlamento venezolano, propone la creación de un «comité de juristas por los derechos humanos y la justicia» formado por venezolanos y «personalidades mundiales» para llevar a juicio no solo «a los amos estadounidenses» sino también «a sus súbditos, a sus esclavos pitiyanquis en el mundo», indicó el jefe del ejecutivo caribeño.

Indicó que «la derecha española se molesta» porque él dice la verdad y señaló que Aznar mintió y fue «el impulsor principal de la invasión y el bombardeo en el año 2003 contra el pueblo de Iraq».

El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, tildó hoy de «absoluta y claramente inaceptables» las declaraciones del pasado viernes de Maduro sobre Aznar y convocó al encargado de negocios de Venezuela en Madrid, Julio García Jarpa, diplomático de mayor rango en el país, a un breve encuentro en el Ministerio de Asuntos Exteriores español.

En esta convocatoria, que no llamada a consultas, se solicitó al representante venezolano que trasladara oficialmente ese malestar a las autoridades caribeñas.

El comentario contra el expresidente del Gobierno español surgió después de que éste se refiriera a la ley de sanciones del Parlamento estadounidense contra funcionarios venezolanos. Asimismo Maduro ironizó al decir que es «una falta de respeto» el no incluir «a todos» los chavistas en esa lista de potenciales sancionados.

«Que ellos agarren su visa y se la metan por donde tienen que meterse esa visa (…) insolentes yanquis del norte, por donde tienen que meterse las sanciones»,

dijo. «Arriba, abajo, los yanquis pal’ carajo», gritaron en respuesta los asistentes a la concentración.

El mandatario señaló que el Gobierno de EEUU «viola los derechos del pueblo norteamericano asesinándolo» y puso los recientes ejemplos de los afroamericanos que murieron a manos de policías estadounidenses.

Antes de finalizar el evento Maduro pidió a los asistentes hacer un juramento por los antepasados indígenas y héroes independentistas venezolanos, a los que emplazó a no dar descanso «al alma» ni reposo a los brazos «hasta ver surgir en Venezuela una patria llena de prosperidad, una patria de paz, una patria socialista».

Más temprano, el canciller venezolano, Rafael Ramírez, dijo que la respuesta de Venezuela a las posibles sanciones a los funcionarios venezolanos es «más unión» con Rusia o China.

«Nuestra respuesta es esta: más unión con Rusia (…) más fortaleza y unión con China, es decir, más fortalecimiento de una visión pluripolar de nuestro planeta», afirmó Ramírez tras en un encuentro con autoridades rusas.

Por su parte, el presidente del Parlamento venezolano, el oficialista Diosdado Cabello, dijo que «el imperio norteamericano» envía una «mala señal» con estas posibles sanciones que a su juicio, demuestra «el desespero que tiene». «Quiénes están en esa lista, siéntanse los venezolanos que están en esa lista, orgullosos de ser señalados por el imperialismo norteamericano», dijo Cabello.

El Congreso de los EEUU aprobó la semana pasada una ley que se encuentra a la espera de la firma del presidente Barack Obama, y que conllevaría la negación de visados y la congelación de activos de funcionarios venezolanos acusados de violar derechos humanos durante las protestas de principios de año el país caribeño.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído