Los líderes cubano y estadounidense aparcan en sus discursos la retórica del pasado

El ‘comunista’ Raúl Castro: «Obama es un hombre honesto al que admiro»

Todo son sonrisas y parabienes en la sesión previa a su histórico encuentro bilateralen la Cumbre de las Américas

El 'comunista' Raúl Castro: "Obama es un hombre honesto al que admiro"
Barack Obama y Raúl Castro. PD

Me he leído algo de sus dos biografías, aunque no completas. Es un hombre honesto. Admiro su origen humilde y pienso que su forma de ser obedece a ese origen humilde

El presidente estadounidense, Barack Obama aseguró este 11 de abril de 2015 que los cambios de la política de Estados Unidos hacia Cuba «abren una nueva era en el hemisferio» durante la Cumbre de las Américas que se celebra en Panamá.

Según Obama, «nunca antes las relaciones con América Latina» fueron tan buenas.

La VII edición de la Cumbre sella el histórico acercamiento entre Washington y La Habana iniciado en diciembre y es la primera que se celebra sin veto a la presencia de la delegación cubana.

Obama ha dedicado buena parte de su intervención a responder a las duras críticas lanzadas contra Estados Unidos por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, quien pocos minutos antes había enumerado varios ejemplos de injerencia política estadounidense en América Latina durante el último siglo.

Obama resumió su perspectiva al decir que su Gobierno «no será prisionero del pasado» con Cuba y el hemisferio y que «Estados Unidos mira hacia el futuro».

Dijo admitir que la actuación histórica de su país en materia de derechos humanos no ha sido «perfecta», pero resaltó como virtud su disposición a adoptar «nuevos enfoques» e instó a sus interlocutores a seguir esa misma dirección.

«La Guerra Fría terminó hace tiempo», insistió Obama, antes de sugerir a Correa y otros mandatarios que miren hacia el futuro en sus relaciones con Washington.

«Francamente, no estoy interesado en discusiones que comenzaron antes de que yo naciera».

El presidente estadounidense no dejó pasar la oportunidad de criticar al Gobierno de Venezuela por el arresto del alcalde opositor Antonio Ledezma.

«No creemos en aquellos sistemas que encarcelan a ciudadanos por pensar distinto».

Inmediatamente después de Obama, tuvo su turno el presidente cubano, Raúl Castro, quien comenzó con una broma:

«Me dijeron que tenía ocho minutos para hablar, pero como me deben seis cumbres, me voy a extender unos minuticos más».

Luego de dedicar casi la mitad de su intervención a enumerar hitos de la injerencia estadounidense en América Latina durante las últimas décadas, Castro exculpó a Obama por las turbulentas relaciones entre Washington y La Habana.

«Me he leído algo de sus dos biografías, aunque no completas. Es un hombre honesto. Admiro su origen humilde y pienso que su forma de ser obedece a ese origen humilde», ha dicho sobre Obama, al que ha exculpado del daño causado a la isla por diez presidentes anteriores y sus políticas.

Castro valoró como un «paso positivo» la disposición de Estados Unidos a quitar a Cuba de la lista de países auspiciantes del terrorismo.

El mandatario cubano también comparó el actual acercamiento bilateral impulsado con el intento en el mismo sentido que protagonizó el presidente estadounidense John F. Kennedy a principios de la década de 1960.

La intención de Kennedy, según Castro, era «hacer lo que estamos haciendo ahora el presidente Obama y yo», pero se vio frustrada por su asesinato.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído