La visita del veterano líder socialista español galvaniza a la oposición venezolana

Felipe González deja Caracas al no ser autorizado por los chavistas a ver al preso opositor Leopoldo López

El expresidente español regresa a Colombia después de que el Gobierno de Maduro no le permitiera asistir a una vista contra el preso político

El expresidente del Gobierno español Felipe González ha abandonado este martes, 9 de junio de 2015 Venezuela al no recibir autorización por parte del Gobierno chavista para visitar al opositor Leopoldo López en la prisión de Ramo Verde, donde lleva más de un año preso, o para asistir a la vista judicial contra él prevista para este miércoles.

El anuncio de que el español ha regresado a Bogotá (Colombia) ha sido realizado por Omar Estacio, abogado del también opositor Antonio Ledezma, alcalde de Caracas.

González, considerado persona non grata por el Gobierno de Nicolás Maduro, llegó a la capital venezolana el domingo para participar en la defensa de los líderes opositores venezolanos presos López y Ledezma.

Su primera parada en Venezuela fue la residencia de la familia López, en donde se reunió con el equipo de abogados de la defensa. Al salir dijo que «Venezuela necesitaba mucho diálogo», aunque aplaudió el «buen gesto» del presidente Nicolás Maduro al mostrar su intención de convocar elecciones este año.

«Me gustaría encontrar un país donde no hubiera buenos y malos».

La visita de González, largamente esperada por la oposición venezolana desde que en marzo el expresidente español anunció su intención de incorporarse a la defensa de Leopoldo López y Antonio Ledezma, podría surtir además unos efectos colaterales de regeneración en la alianza opositora.

La MUD, que hasta entonces había congregado a todas las fuerzas que se enfrentan al Gobierno de Nicolás Maduro, quedó fracturada en 2014, cuando la facción dirigida por López y la exdiputada María Corina Machado impulsaron por su cuenta un movimiento llamado La Salida, que propugnaba una rápida sustitución del actual Gobierno y que coincidió con las protestas callejeras que azotaron varias ciudades venezolanas.

La brecha no ha sido restañada todavía en la actual coyuntura, cuando, a tan solo unos meses de las elecciones parlamentarias de fin de año, la gestión de Maduro muestra índices de aprobación de alrededor de 25%, y los estudios de opinión reportan una ventaja de 15% en la intención de voto a favor de la oposición.

Analistas consideran que la oposición deberá mostrarse unida para sacar partido a esta oportunidad electoral, sin precedentes durante el período chavista.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído