El tirano chavista estalla por la visita de senadores españoles a Venezuela

Nicolás Maduro: «Es vomitivo que estos españoles vengan a decirnos lo que hacer»

La incontinencia verbal de Nicolás Maduro es ya conocida. Hoy ha añadido una anécdota más a su larga lista de improperios, en los últimos tiempos muy centrados en los políticos españoles de los partidos aún mayoritarios (PP y PSOE), volcados en apoyar a sus opositores.

El presidente venezolano ha defendido la soberanía de su país y ha mostrado su «indignación» por el hecho de que «desde el extranjero pretendan dictarse dictámenes», en referencia velada a España.

Sus declaraciones vienen al hilo de la visita de una delegación senadores españoles a Venezuela, que ha intentado visitar al opositor Leopoldo López en la prisión de Ramo Verde y a la que se le ha negado el acceso.

«Vale toda historia de lucha, como para que vengan quienes se sienten herederos de imperios pasados a tratar de dictarle pautas a nuestro país», ha criticado Maduro, en unas palabras recogidas por la agencia oficial AVN.

El mandatario ha advertido de que «a Venezuela no le dicta pauta ningún extranjero, venga de donde venga». Y ha lamentado que los partidos de la derecha venezolana se subordinen a «sectores extranjeros».

«Es indignante ver a los sectores afectos a la antipatria, a la derecha maltrecha, arrodillándose y trayendo voceros extranjeros al país, para tratar de llevar a nuestro país quien sabe a dónde».

Maduro ha advertido de que en el caso de que la derecha venezolana se hiciese con el poder en las elecciones, «entregaría el país a manos de los intereses imperiales extranjeros».

«Nuestro pueblo volvería a la época de la esclavitud, del neocolonialismo».

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído