El comediante se impone a la ex primera dama Sandra Torres con el apoyo del 75,01% del electorado

El cómico Jimmy Morales arrasa en las elecciones de Guatemala con el triple de votos que su rival

El cómico Jimmy Morales arrasa en las elecciones de Guatemala con el triple de votos que su rival
Jimmy Morales, presidente de Guatemala. EP

El comediante y pastor evangélico Jimmy Morales ha ganado este domingo las elecciones a la Presidencia de Guatemala con un resultado histórico y apabullante sobre su rival, Sandra Torres, y se ha convertido en el décimo presidente de la era democrática de este país.

Jimmy Morales, de 46 años, ha logrado una ventaja inédita y ha alcanzado la primera magistratura del país con un 68,62 por ciento del apoyo electoral (2.688.578 votos).

Su rival, la ex primera dama Sandra Torres, de Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), suma 1.229.443 votos, un 31,38 por ciento, insuficiente para hacerle frente a Morales, un novato en el mundo de la política.

Desde la instauración de la democracia en 1985, el candidato más votado en una segunda vuelta electoral había sido Vinicio Cerezo, de la Democracia Cristiana Guatemala (DCG), que en 1985 alcanzó el 68,37 por ciento de los sufragios, frente al 31,63 % de su oponente, Jorge Carpio, de la Unión del Centro Nacional (UCN).

Otra de las votaciones memorables fue en 1999, cuando Alfonso Portillo resultó vencedor con un 68,31 por ciento, frente a su rival, Oscar Berger, del PAN, con un 31,69 por ciento.

Lucha contra la corrupción

Jimmy Morales, licenciado en administración de empresas aunque más conocido por su trabajo de cómico en televisión, ya fue la gran revelación en los comicios generales celebrados el pasado 6 de septiembre. El ganador de estas elecciones no ha tardado en reaccionar.

Dos horas después de iniciarse el escrutinio y con una ventaja ya apabullante, ha agradecido el apoyo del pueblo y ha prometido que se esforzará para no defraudar a todos aquellos que con su voto «me hicieron presidente».

«Recibí un mandado, el mandato del pueblo es luchar contra la corrupción que nos ha carcomido», ha proclamado enérgico y feliz, y ha añadido que su compromiso «sigue siendo con Dios y con el pueblo de Guatemala».

En una conferencia de prensa celebrada esta noche, Morales ha vuelto a incidir en que las urnas le dan una «amplia victoria» y que está dispuesto a asumir la responsabilidad que le han otorgado los guatemaltecos con sus votos.

Acompañado de su esposa y de su candidato a vicepresidente, Jafeth Cabrera, Morales ha señalado que Guatemala «mostró al mundo que en democracia los problemas se pueden resolver» de forma pacífica y con entendimiento, y que este es un paso al frente hacia «el cambio».

«Este resultado es un paso en el proceso de cambio», ha proclamado, y ha recordado que sus prioridades seguirán siendo la educación, la sanidad, la desnutrición crónica y la tolerancia cero a la corrupción.

Durante su discurso, ha invitado a los países de Centroamérica a hacer de la región una zona «segura» y de «puertas abiertas», y ha invitado a Estados Unidos, la Unión Europea o los países asiáticos a invertir en una Guatemala «más honesta, más democrática y más justa» que está «orgullosa» de sus orígenes indígenas y de su gente.

«Gracias a Dios y gracias todos. Millones de gracias», ha zanjado Morales, al tiempo que ha pedido paciencia hasta que estén oficializados todos los resultados.
Victoria apabullante

Sandra Torres ha reconocido que no hay vuelta de hoja y que los resultados son apabullantes e irreversibles.

«Reconocemos el triunfo de Morales y le deseamos éxitos por el bien de Guatemala», ha indicado Torres, de 60 años, en una breve comparecencia ante la prensa, donde ha estado acompañada por una gran parte de su equipo, entre ellos el candidato a la Vicepresidencia, el empresario Mario Leal.

Ante los resultados obtenidos este domingo, la ex empresaria textil ha agradecido a la ciudadanía el apoyo recibido y ha explicado que su partido está «orgulloso» de ser «socialdemócrata» y de haber conseguido resultados «positivos» durante los últimos cuatro años. «Soy y seré siempre una demócrata», ha proclamado apesadumbrada aunque con rotundidad. Durante su discurso, de apenas dos minutos, también ha ofrecido «un apoyo constructivo» al nuevo presidente de Guatemala para el beneficio del país, porque la situación es «muy compleja y va a requerir de grandes acuerdos para salir adelante». «Guatemala tiene serios problemas, pero el pueblo hizo su elección y nosotros la respetamos», ha proclamado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído