Sólo la élite política de su partido y los altos mandos militares respaldan al dictador caribeño

Estos chavistas se han vuelto locos: ahora se inventan una conspiración climática contra Maduro

Y mientras el país muerto de hambre y peleándose por un mendrugo de pan

Sostiene a Nicolás Maduro la élite de su partido y, más importante, el alto mando militar. Hay mil oficiales de las Fuerzas Armadas en cargos públicos. Todo indica que no va a durar mucho en el poder.

La demagogia y el autoritarismo del presidente venezolano han destruido unas instituciones ya deterioradas. Una larga historia de despilfarro de dimensiones inimaginables, una gestión pésima y la corrupción como política de Estado han llevado a la debacle.

Económicamente lo de Venezuela hace tiempo dejó de ser una crisis.
Es una catástrofe humanitaria. Falta de todo. Especial gravedad reviste la carencia de alimentos y medicamentos. Estantes vacíos y constantes cortes eléctricos y racionamientos que llevan a violentas protestas y saqueos.

La espiral de la galopante inflación -400 por cien anual- va en ascenso. Tres cuartas partes de la población están sumidas en la pobreza. Maduro acusa al imperialismo de desatar una «guerra económica», mas la culpa es del Estado que lo controla todo.

LA MAMARRACHADA DE UN PERIODISTA AFECTO AL RÉGIMEN

Ya el colmo del despropósito es la nueva conspiración que ven los afectos al régimen. Después de insultar a España, a Rajoy, a Aznar, a Felipe González o a Estados Unidos, el nuevo disparate no tiene nombre.

Un periodista venezolano simpatizante del gobierno de Nicolás Maduro, Daniel Quintero, afirma en un documental aún por estrenar que se está utilizando «una guerra climática» contra Venezuela para crear sequías que desestabilicen al país.

Así lo señala el propio Quintero en el trailer del documental titulado Nicolás Maduro, Presidente entre dificultades, en la que afirma que se ataca al país gobernado por Maduro «utilizando una base secreta que está ubicada en Arecibo, Puerto Rico, utilizando las ondas electromagnéticas ELF para modificar el clima y generar una gran sequía en un país que depende más de un 70% de la energía hidroeléctrica».
A lo largo de los casi tres minutos de vídeo difundido se recogen declaraciones de otras personas que afirman cuestiones como que estas manipulaciones electromagnéticas pueden afectar también a la población. «Ya tratan hasta de eliminarnos», aseguran.

Además de advertir de una presunta manipulación de los medios informativos internacionales, acusan también a las farmacéuticas «que tienen farmacodependientes a millones de seres humanos» e inciden en que la actual generación de personas es la última que será «100% seres humanos» puesto que en el futuro serán «transhumanos, posthumanos, hombres-máquina, cyborgs».

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído