El diplomático guatemalteco estuvo destinado en Washington

Julio Ligorria: Todopoderoso embajador en busca y captura

Julio Ligorria: Todopoderoso embajador en busca y captura
Julio Ligorria. JL

El Grupo de Localización de Fugitivos de la Policía y en concreto el Equipo Fast, encargado de seguir la pista a los delincuentes cuya captura se considera prioritaria, ha recibido estos días la orden urgente de búsqueda, localización y detención del diplomático Julio Ligorria, quien fuera en su día el todopoderoso embajador del gobierno de Guatemala en Washington.

Además de la reclamación por su país, del que fuera su primer embajador y hombre próximo al ex presidente Pérez Molina, existe al parecer una nota interna y confidencial emitida por la DEA en la que se solicita su localización, para ser interrogado por sus relaciones con un fondo de inversión, del que se sospecha podría estar blanqueando dinero de cárteres mejicanos.

El diplomático, desde un lugar desconocido, se defiende:

«Deseo mostrar mi preocupación por el descrédito y ataques sin fundamento que se están desplegando contra mi persona; no participado en financiamiento electoral ilícito».

Ligorría añade que está fuera del país por «razones de trabajo» y que pese a saberlo, el Ministerio Público allanó su vivienda el pasado 14 de julio de 2017:

«Hubiera bastado con una convocatoria».

El cargo oficial con que la justicia de Guatemala ha solicitado la detención y extradición del ex Embajador Ligorria es el de corrupción, relacionada con la financiación ilegal a partidos políticos a través de contratos simulados y facturas falsas con ciertas compañías de telecomunicación.

El aviso al responsable de esta unidad policial ha partido de los responsables de enlace de EEUU, que habrían recibido la confidencia de que el huido guatemalteco se había refugiado en España, con la convicción de que se anularía su extradición al haber obtenido la nacionalidad española, aunque no es el primer caso, que la justicia de España concede la entrega, si la ciudadanía española se ha obtenido con posterioridad a la nacionalidad de origen.

En los casi 14 años de la existencia del Grupo de Localización de Fugitivos, son muy escasas las veces que dos países, muestran el máximo interés por un mismo fugitivo, lo que denota la importancia de la información que dicho huido pudiera facilitar tras su detención.

Ello justificaría la ingente tarea de localizar y detener a Ligorria en el territorio español, teniendo en cuenta que se ha dado prioridad a su búsqueda, colocándolo a la cabeza de la Base de Datos de Señalamientos Nacionales (BDSN), que cada año registra unos veinte mil fugitivos nacionales y cientos de miles, cuando se trata de delincuentes internacionales.

La Localización de Fugitivos se creó el 20 de diciembre de 2003 y desde el principio, estuvo al frente de dicho grupo policial Lorenzo Martínez, quien se ocupa de aplicar la Orden Europea de Detención (OED), en vigor desde el 1 de enero de 2004, sustituyendo de facto la extradición entre países, especialmente europeos, que a través de INTERPOL se tramitaba de manera genérica.

El interés en Ligorria causa cierta sorpresa, ya que hasta hace apenas un año, era uno de los personajes más poderosos de Guatemala, sonando incluso su nombre para la candidatura a la presidencia de la Nación.

Desde hace algo más de dos años este bello país centroamericano, se encuentra sumida en un complejo proceso de acoso y derribo a la corrupción político-empresarial, fruto del cual han sido encarcelados el Ex Presidente Pérez Molina y la Ex Vicepresidenta Baldetti, así como otros muy destacados políticos, militares, empresarios, etc.

Conociendo la eficacia de los «marshal españoles», con anagrama de estrella de cinco puntas, similar al de sus colegas americanos, se espera que la captura de Ligorria sea inminente, máxime por el interés demostrados por EEUU y Guatemala, países de estrechas relaciones con España.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído