El dictador Maduro anunció más del 40% de participación y la oposición democrática sostine que no llegó al 12%

La empresa de control electoral en Venezuela denuncia manipulación en las urnas de la Constituyente

La compañía afirma que la participación para la Asamblea Constituyente ha sido inflada en al menos un millón de votos

La empresa de control electoral en Venezuela denuncia manipulación en las urnas de la Constituyente
Nicolás Maduro (VENEZUELA). VZ

Además de represor, sectario y dictador, Nicolás Maduro es un tramposo de tomo y lomo. El amigo y financiador de Podemos no sólo hizo matar a 12 jóvenes durante la malhadada jornada electoral del pasado 30 de julio de 2017 y chantajeó a los empledos de las empresas públicas venezolanas anunciando que quien no acudiera a votar sería despedido.

También falseó los resultados, incluido de forma clamorosa el de participación (Mariano Rajoy propone retirar los visados a los dirigentes vinculados con el dictador Maduro).

El responsable de Smartmatic, la empresa que ha trabajado la gestión electoral de Venezuela desde 2004, ha asegurado este miércoles que el dato de participación en los comicios para la Asamblea Nacional Constituyente ha sido manipulado.

El Gobierno chavista aseguró que 8,1 millones de personas acudieron a las urnas el pasado domingo, pero la oposición política en el país -contraria a la votación- aseguró que la cifra estaba inflada y que apenas había llegado al 12%.

«Sabemos, sin ninguna duda, que [el dato de] la participación en la reciente elección a la Asamblea Nacional Constituyente fue manipulado», ha dicho este miércoles Antonio Mugica, el consejero delegado de la compañía, en una rueda de prensa en Londres.

«Calculamos que la diferencia entre la participación real y la anunciada por las autoridades es de al menos un millón de votos».

Estas declaraciones se producen en medio de un clima de elevadísima tensión social y política en Venezuela, con el país prácticamente dividido, y apenas un día después de que los líderes opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma fueran nuevamente detenidos y trasladados a prisión, tras haber sido revocado su arresto domiciliario.

El Tribunal Supremo de Justicia alegó que ambos planeaban fugarse, pero la institución no presentó ninguna prueba de esa acusación.

Estos arrestos se produjeron a su vez apenas 24 horas después de las elecciones de una Asamblea Nacional Constituyente impulsadas por el presidente, Nicolás Maduro, y rechazada por las fuerzas opositoras, que no presentaron candidatos.

Al término de la jornada electoral, en la que según los datos oficiales participó el 41% del censo, Maduro amenazó con vengarse de sus adversarios políticos, levantar la inmunidad judicial del fuero parlamentario y con reestructurar la Fiscalía. Ya lo había advertido durante la campaña: esas elecciones iban a ser para el chavismo una oportunidad para cobrar «todas las cuentas».

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído