Gustavo Dudamel prefiere no volver a Caracas por miedo a represalias

40 músicos de la Orquesta Simón Bolívar eligen el exilio y huyen de la Venezuela chavista

La crisis y la represión del dictador Maduro provocan una desbandada

La escasez es una causa de la salida de los integrantes. Los sueldos actuales de los músicos, al cambio, no lleguan ni a 10 dólares"

La Orquesta Simón Bolívar se resquebraja. La situación en Venezuela ha obligado a tomar el camino del exilio a casi 40 de sus 120 miembros. Una tercera parte. Y no serán los únicos, aseguran algunos de ellos. La crisis se ha agudizado tras las protestas en la calle de esta primavera contra el régimen de Nicolás Maduro.

La decisión de la mayoría tiene que ver con la situación que atraviesa el país. Muchos han aceptado ofertas de otras formaciones en el extranjero o tratan de abrirse hueco ellos mismos en diferentes países. Desde el Sistema Nacional de Orquestas, del que depende la Simón Bolívar, aseguran que otros músicos ocupan ya sus puestos.

La economía y la subsistencia son razones de peso. La política, otra. El hecho de que la figura cultural, junto a Abreu, más relevante del país no pueda regresar da una pista.

Gustavo Dudamel no ha pisado Venezuela desde que se produjeron las protestas y centra su vida y su trabajo en Los Ángeles, donde lidera la Filarmónica de la ciudad.

El músico actúa en enero en España con la Filarmónica de Viena y no ha querido ofrecer declaraciones en esta ocasión.

Pero sí ha dejado sentir su voz cuando la situación se volvió muy crítica en las calles.

El pasado abril, días después de que Armando Cañizales, un viola del sistema, cayera muerto de un disparo en la cabeza con sólo 18 años, el director rompió su silencio y escribió un artículo publicado en The New York Times.

Dudamel fue tajante: atacaba la represión de Maduro al tiempo que llamaba al diálogo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído