Mundo
Policia en México RT

Un niño de 8 años ha muerto en la ciudad de Saltillo (Coahuila, México) tras ahogarse con su saliva después de que su padre lo obligara a comer sus propios excrementos (La escalofriante frase de uno de los violadores y asesinos de Desirée, la niña italiana de 16 años).

El suceso tuvo lugar el pasado 25 de octubre, cuando el progenitor y la madrastra trasladaron al menor a una estación de Bomberos, donde los paramédicos confirmaron el fallecimiento y dieron parte a la Fiscalía General del Estado (¿Sabes por qué la mafia italiana ofrece 5.000 euros por la cabeza de este perrito? ).

Uno de los hermanos de la víctima declaró que su padre y su mujer los maltrataban y los tenían en abandono, pero la familia de la madre de los niños señaló al reportero que dio a conocer el caso que desconocía las condiciones inhumanas en las que vivían, según reporta el diario local Vanguardia

En cualquier caso, los familiares de Yahir exigen que se haga justicia, debido a que la autoridades detuvieron al sospechoso, pero lo liberaron poco después.

Por el momento, la Procuraduría de Niños, Niñas y la Familia de Coahuila mantiene en resguardo a los tres hermanos del finado.