Sebastian Woodroffe mató supuestamente el jueves a Olivia Arévalo, chamán de la etnia shipibo-conibo

Terror en la Amazonia peruana: Una curandera asesinada y un canadiense linchado

Olivia Arévalo Lomas, lideresa de la etnia amazónica shipibo-conibo, fue asesinada al mediodía del pasado 19 de abril de 2018 de varios balazos, disparados por un ‘extranjero‘.

Ocurrió en plena calle, en la comunidad intercultural Victoria Gracia, en el departamento amazónico de Ucayali, al noroeste de Lima.

Este sábado 21 de abril, por la mañana, mientras la familia y otros allegados velaban su cuerpo, una turba de vecinos linchaban hasta la muerte a un ciudadano canadiense en el mismo pueblo.

Desde el jueves, los vecinos le atribuían el asesinato de la anciana.

Además de una de las líderes de la comunidad, Arévalo Lomas, que tenía 81 años, era la curandera local:

«Era una líder conocida en el mundo del pueblo shipibo como chamán».

EL RELATO DE LOS HECHOS

La aparición de un video en el que se ve a pobladores del asentamiento humano intercultural ‘Victoria Graciacastigar y ahorcar al ciudadano canadiense Sebastian Paul Woodroffe movilizó hacia la jungla al personal de la Dirección de Investigación Criminal de la Policía Nacional, a miembros de la Región Policial de Ucayali y de la Oficina de Inteligencia Policial, quienes llegaron hasta este poblado para recuperar el cadáver del extranjero.

Con mucho tino, el contingente de veinte policías explicó a la población que no buscaban a nadie en especial y que solo querían el cuerpo del canadiense.

En el lugar también se encontraban unas religiosas españolas y algunos pacientes extranjeros de la asesinada sabia.

Fue entonces que una mujer dijo a los agentes que los moradores habían hecho justicia con sus propias manos porque las autoridades solían liberar a este hombre cada vez que lo entregaban cuando se tornaba agresivo y amenazante.

«Tenemos que combatir la delincuencia».

El mediodía del jueves 19 de abril, Sebastián Paul Woodroffe habría llegado en una moto a ‘Victoria Gracia’ y disparó a Olivia Arévalo en la puerta de su casa cuando salía a hacer unas compras.

El vehículo no respondió a la maniobra del conductor para emprender la fuga. Ese momento fue aprovechado por los pobladores que lo aprehendieron. Le colocaron una larga correa en el cuello y fue arrastrado hasta ser ahorcado. Posteriormente, trasladaron el cuerpo hasta una chacra donde lo enterraron.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído