MUNDO CRUEL

Atraca a la víctima equivocada y lo matan como a un perro

El ladrón desconocía a que se dedicaba su víctima. Vió a un gordito, medio calvo que salía del banco y se fue a por él, sin saber que era policía.

Llegó a coger el dinero, pero se llevó tres balazos y murió entre los coches.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído