Mundo
Crimen, asesinato, cuchillo y sangre. EP

Muchos expertos afirman que todos somos capaces de matar en situaciones extremas, y este suceso lo confirma.

Vicente Garrido, psicólogo y criminólogo, asegura según dv, que no existe un patrón nítido en el funcionamiento de estas mentes que se pueda mostrar a través de pruebas neurológicas y que «todos podemos llegar a matar por razones muy poderosas».(Un inmigrante mata de 28 puñaladas al hombre que le alojó en su casa)

Argentina está conmocionada por la historia de Paola Córdoba, una mujer de 38 años que llegó un día a casa y encontró a su marido abusando de su hija de 18 años. Al descubrir la escena, se fue a la cocina y cogió un cuchillo para matar a su marido. Le dio 185 puñaladas, informan varios medios argentinos.

Alberto Elvio Nairetti aprovechó la ausencia de su mujer para intentar violar a su hija, dándole golpes para conseguirlo.

Fue una llamada a los servicios de emergencias la que alertó de que había un herido por arma blanca. Cuando la Policía llegó, la mujer confesó el crimen. El hombre, de 46 años, estaba ya muerto, como consecuencia de la heridas que rpesentaba en pecho, espalda y abdomen. Los forenses contaron 185 puñaladas.(Una joven de 18 años mata de una puñalada a un hombre de 31 por el pinchazo de una rueda)

La investigación aún está abierta, pues no se descarta que la hija participara también en el asesinato. Los agentes incautaron dos cuchillos de cocina que estaban manchados de sangre como pruebas para la investigación.

Según varios medios, había habido algún episodio de violencia en la pareja que habían derivado en varias denuncias en la Comisaría de la Mujer y la Familia de Malvinas Argentinas por «violencia familiar». Además, Nairetti contaba con varios antecedentes policiales.

La opinión pública está dividida: mientras unos creen que el asesinato no está justificado, otros consideran que Córdoba actuó en «legítima defensa», hasta el punto que se han convocado manifestaciones para pedir su libertad.