El gesto pretendía aludir a la propuesta de Ley General para la Regulación y Control de Cannabis, presentada en noviembre pasado por Olga Sánchez Cordero, quien entonces era senadora del partido oficialista Morena

Esta diputada mexicana le entrega un porro a la Secretaria de Gobernación para recordar el proyecto de la legalización del cannabis

La secretaria de Gobernación de México, Olga Sánchez Cordero, compareció este miércoles ante la Cámara de Diputados para hablar sobre política migratoria, derechos humanos y la agenda de seguridad y justicia del presidente Andrés Manuel López Obrador, según recoge rt y comparte Paula Dumas para Periodista Digital.

Pero en medio de algunos cuestionamientos y reconocimientos a su trabajo, la diputada sin partido, Ana Lucía Riojas, le entregó a Sánchez Cordero un porro de marihuana para recordarle la agenda pendiente sobre la legalización del consumo de cannabis.

«Un paso para construir la paz es legalizar el consumo de las drogas, propuesta que usted misma hizo (…) Le traigo un regalo como recordatorio de aquella propuesta», le dijo la diputada Riojas a Sánchez Cordero, mientras le acercó un porro de marihuana.

«Muchas gracias», respondió la secretaria Sánchez Cordero, quien mostró el porro de marihuana a la tribuna de la Cámara.

Propuesta de legalización
El 8 de noviembre pasado, Sánchez Cordero, entonces senadora del partido oficialista Morena, presentó una iniciativa para crear la Ley General para la Regulación y Control de Cannabis, que buscaba regular el uso de la marihuana con fines personales, científicos y comerciales.

La propuesta incluye el derecho a portar hasta 30 gramos de cannabis por persona, el cultivo de hasta 20 plantas de esta especie por persona para autoconsumo, la autorización de consumir marihuana en la vía pública, así como la siembra, cultivo, cosecha, preparación, fabricación, producción, distribución y venta de esta droga.

Con el modelo presentado de regulación legal estricta, Sánchez Cordero explicó que buscaba replantear la política de drogas en un país con más de 240.000 muertos y 40.000 desaparecidos en 10 años, en el marco de la guerra contra el narcotráfico.

Viraje en la política de drogas
En 10 meses de Gobierno, López Obrador ha decretado el fin de la «guerra contra el narcotráfico» —declarada por el expresidente Felipe Calderón, en diciembre de 2006— con el objetivo de llevar a cabo una ruta distinta para reducir la inseguridad, que supuestamente no se limitaría a la detención de cabecillas de esas organizaciones criminales.

Hace unas semanas, el mandatario mexicano declaró que contemplaba convocar a una consulta sobre legalización de algunas drogas, como parte de la cadena para garantizar la seguridad.

«Sobre todo lo que tiene que ver con las drogas curativas o para atención médica», acotó el mandatario.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído