Jaime Rolando Urbina Torres fue capturado por las autoridades a pesar de su disparatado plan de distracción

Perú: un alcalde finge su muerte oculto en un ataúd para evitar ser detenido por violar el confinamiento del COVID-19

El representante político, que estaba alcoholizado, se acostó en el féretro para intentar engañar a los agentes

Perú: un alcalde finge su muerte oculto en un ataúd para evitar ser detenido por violar el confinamiento del COVID-19
Jaime Rolando Urbina Torres PD

Un alcalde borracho dejó una de las escenas más insólitas del confinamiento en Perú.

Jaime Rolando Urbina Torres, alcalde del distrito peruano de Tantará (en la región de Huancavelica) estaba bebiendo licor con otras personas cuando escuchó la llegada de los agentes de la Policía.

Para evitar ser detenido por saltarse el confinamiento, el político optó por esconderse en el interior de un ataúd sin tapa para que los policías creyeran que era una persona fallecida por COVID-19.

Sus acompañantes hicieron lo mismo con otros cajones que se encontraban en el sitio.

Sin embargo, su plan de distracción no funcionó y fue detenido por la Policía Nacional de Perú por violar la cuarentena.

Solo un escándalo más

La población de Tantará ya había cuestionado actitudes del alcalde.

El 9 de mayo fue obligado a asistir a una reunión comunal en la Plaza de Armas porque los vecinos le reclamaban su atención en medio de la pandemia.

Allí lo acusaron de haber estado sólo ocho días en Tantará en 54 días que llevaba la cuarentena. En respuesta, él aseguró que que no estuvo ausente tanto tiempo y que sólo salía de la localidad para hacer gestiones.

Los habitantes de la localidad también le ordenaron tomar medidas para mitigar el impacto del coronavirus: conformar un Comando COVID-19 para evitar la aparición de casos, y que tenga un albergue listo para cuando se detecte algún infectado.

Ola de contagios

Médicos, enfermeras, policías, militares y periodistas suman cientos de muertes y miles de contagios por COVID-19 en Perú, el segundo país de Latinoamérica con más casos registrados, después de Brasil.

El país andino acumula cerca de 100.000, de los cuales alrededor de 3.000 han fallecido por la enfermedad, según cifras oficiales.

En el caso de la Policía Nacional del Perú (PNP) hay al menos 82 fallecidos y más de 4.000 contagiados, además de 500 cadetes de la escuela policial de Lima infectados, lo que obligó a cerrar temporalmente la instalación para ser desinfectada, según detalló la pasada semana el ministro del Interior, Gastón Rodríguez.

A pesar de que Perú fue el primer país de Latinoamérica en decretar la cuarentena absoluta cuando apenas había registrados 71 casos, la enfermedad continuó avanzando tras diez semanas de confinamiento y actualmente enfrenta el momento más crítico, con varias regiones que han visto su infraestructura colapsada y un incremento de casos constante.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído