Venezuela SIN GAS ¿Cómo hacen para cocinar?

Venezuela SIN GAS ¿Cómo hacen para cocinar?

La situación general del país venezolano es cada vez más fuerte. Los ciudadanos se enfrentan con un panorama insoportable. Sumado a la hiperinflación, la crisis política y la baja producción de petróleo, ahora deben lidiar con la falta de gas.

Parece que no terminaran los problemas con Venezuela. Hasta hace poco se hablaba de una solución con el resurgimiento de nuevos liderazgos opositores. Pero esa iniciativa ha perdido fuerza a nivel mediático. Y todo indica que a nivel político también, porque no se avizora un cambio de gobierno a corto plazo.

Mientras tanto los venezolanos no tienen ni gas para cocinar. Deben improvisar una especie de fogata a leña para preparar los alimentos. O molestar a un vecino que tenga cocina eléctrica. Tal vez dispongan de algún aparato que se pueda conectar a la electricidad para preparar las comidas. Cuando hay electricidad, que ese tema da para todo un artículo nuevo.

Basta con dar un breve paseo por las diferentes localidades, para notar la grave falta de gas. Muchos venezolanos tienen varios meses sin gas, incomodándolos y afectando su ya deteriorado estilo de vida. Tengamos en cuenta que el salario mínimo en Venezuela es de $1. Por eso a una gran cantidad de personas se les complica adquirir una hornilla eléctrica.

En el tiempo de descanso que logran encajar entre tantos problemas, pueden divertirse con varias opciones. Una de ellas es caminar y disfrutar del clima tropical de la nación. O si prefieren estar en casa, también pueden visitar un casino online.

Distintos medios periodísticos han cubierto las protestas a raíz del problema del gas. Una de esas noticias se puede encontrar aquí. Es posible deducir que la gente sigue activa, defendiendo sus derechos. Le reclaman al gobierno que cumpla con proveerles servicios básicos que sirvan.

Cabe acotar que es una responsabilidad gubernamental dotar de luz, agua y gas a sus ciudadanos. A la mayoría de las personas se les olvida este factor porque disfrutan de servicios básicos que funcionan. Afortunadamente se ha avanzado en ese aspecto a nivel mundial.

En el ámbito nacional, de Venezuela, no es el caso. A tal punto, que es posible percibir el olor a leña en algunas localidades, porque no tienen bombona de gas.

En otras palabras: mientras que el mundo progresa cada vez más con innovaciones tecnológicas, en Venezuela no solo se estancan, sino que van para atrás. Recurriendo a métodos de cocina arcaicos, en vista de las carencias.

Solo los venezolanos más pudientes logran evadir problemas como el del gas. Sencillamente van y compran una nueva cocina u hornilla eléctrica. Pero solo un bajo porcentaje de la población se lo puede permitir. Tengamos en cuenta que la pensión de la gente mayor se ubica en $1.

Para concluir: es factible crearse una imagen mental de lo que ocurre en Venezuela. Solo hay que pensar en qué pasaría si la cocina no funcionara; como si estuviera de adorno. E imaginar las complicaciones que surgirían como consecuencia. Nada más resta desear por una pronta recuperación del país, para que los venezolanos también puedan disfrutar de tener calidad de vida.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído