365 días de luto permanente

Horror en México: en 2020 se perpetraron dos masacres diarias en el país

Ha habido jornadas de 117 homicidios

Horror en México: en 2020 se perpetraron dos masacres diarias en el país
Tortura a un desventurado en México. PD

México es un matadero.

Literalmente. Un país cada día más sanguinario, como dicen las estadísticas y se constata en las calles y en las noticias.

El 2020, un periodo en el que los mexicanos alcanzarían la paz y la tranquilidad, según las autoridades, fue un año de luto permanente.

Un año que igualó en asesinatos al precedente, marcado también por los muertos y sobre todo por la saña de los asesinos.

Mientras el gobierno de Andrés Manuel López Obrador señalaba al pasado con índice de fuego, estados enteros como Guanajuato, Chihuahua, Tamaulipas, Michoacán, Guerrero se quedaban solos, se iban hundiendo en las llamas.

En 2020 hubo jornadas de 117 homicidios como sucedió el pasado 7 de junio. Un día antes habían ocurrido 94.

La organización civil Causa en Común, especializada en seguridad pública, llevó a cabo un conteo de las ejecuciones más atroces en el periodo de enero a noviembre del 2020. En él identificó a Guanajuato como la entidad número uno, con 352 atrocidades cometidas.

La lista también la integraron estados como Chihuahua, con 224; Guerrero, con 182; Puebla, con 173; y Baja California, con 163.

Los estados con el menor número de registros de atrocidades fueron Baja California Sur, Yucatán, Nayarit, Campeche y Aguascalientes.

La organización, que preside María Elena Morera, definió en el estudio Galería del Horror a un acto atroz como el uso intencional de la fuerza física o poder para causar maltrato, desfiguración extrema o destrucción del cuerpo, para causar la muerte de un alto número de personas o para causar la muerte de personas vulnerables o de interés político.

Gracias a notas periodísticas, principalmente de medios locales, los autores de dicho estudio hallaron que entre enero y noviembre de este año hubo al menos 4,937 atrocidades a nivel nacional, desde asesinatos a personas con discapacidad y linchamientos hasta el homicidio de menores de edad y la profanación de cadáveres.

En el repertorio de atrocidades aparecen las masacres, que de acuerdo con Causa en Común en once meses del 2020 se cometieron 654, es decir, dos masacres cada día.

365 días de luto permanente

17 de enero de 2020. Chilapa, Guerrero. El añejo conflicto entre cárteles de la droga vivió un nuevo capítulo cuando una decena de personas fue ejecutada e incinerada.

Los muertos trabajaban en el grupo musical Sensación, que había tocado en un poblado vecino, cuando fueron emboscados mientras viajaban en dos camionetas. La Fiscalía de Guerrero responsabilizó del crimen a Los Ardillos, una banda criminal local que también está detrás de la muerte de policías comunitarios.

El de Chilapa era el inicio de un año de récords siniestros. Para noviembre de 2020 se habían cometido 654 masacres.

Marzo figuró como uno de los meses más violentos, con 2,585 homicidios. Ni si quiera el confinamiento provocado por la pandemia de COVID-19 pudo frenar este brutal derramamiento de sangre.

En los días de encierro —de marzo a mayo—, en siete estados las muertes se contabilizaron incluso por horas. De acuerdo con cifra de Lantia Consultores, se cometieron 6,079 ejecuciones. Algunas de esos asesinatos se cometieron en Guanajuato, donde en la peor matanza ocurrida en la entidad, murieron 26 personas de un centro de rehabilitación en Irapuato.

Ahí está, por ejemplo, el caso de siete personas asesinadas en un depósito de cerveza en Reynosa, Tamaulipas, el 30 de marzo. La masacre supuso un expediente nuevo, una tragedia más con la que desayuna el país.

En mayo, con 235 crímenes atroces, 12 personas fueron halladas sin vida, en una camioneta tipo Nissan NP300 abandonada en los límites de Michoacán y Guerrero, al oeste de México.

La unidad, con placas de Guerrero y reporte de robo, presuntamente fue abandonada en una brecha del municipio de Huetamo, Michoacán. En la batea contenía los cadáveres de una docena de civiles.

De acuerdo con información extraoficial, la masacre fue consecuencia de un enfrentamiento de los cárteles Jalisco Nueva Generación y la Familia Michoacana.

La guerra entre grupos criminales tiene encendidos focos de alarma en Sonora, Colima, Zacatecas, Guerrero, Tamaulipas y San Luis Potosí. El Cártel Jalisco Nueva Generación ha mostrado su músculo en más de 20 estados: incluso se habría atrevido a asesinar al ex gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, el pasado 18 de diciembre.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído