Hay más de 120 muertos y miles de desaparecidos

Terremoto y sismo convierten a Sumatra en un infierno

Ningún sistema de alerta pudo vaticinar la tragedia a tiempo

"Crear un sistema de alertas es posible pero muy costoso"

Como un déjà vu de ciencia ficción. Como el infierno en el paraíso. Así han vivido los habitantes de Sumatra (Indonesia) el fuerte sismo que tuvo lugar solo uno día después del tsunami que mató a más de 120 personas en las islas Samoa. Y una semana después de las fuertes lluvias que asolaron ciudades de Filipinas, Vietnam, Camboya y Laos, causando más de 400 muertes.

Imposible no acordarse de las imágenes de 2004, cuando una ola gigantesca se tragó la costa en países de Asia como Tailandia, Sri Lanka, India y las Islas Maldivas. En esa ocasión, fueron más de 200.000 las personas fallecidas. Imposible no pensar si una tragedia de tal magnitud podría haberse evitado.

Prevención versus reconstrucción

¿Más vale prevenir que curar? Iñigo Vila, responsable de Emergencia de Cruz Roja Española, explica a Periodista Digital en conversación telefónica que «es imposible preveer terremotos. Se conocen las zonas de alto riesgo pero no se sabe en qué momento van a ocurrir. No así con los tsunamis, para los cuales sí existen sistemas de prevención. La alerta temprana consiste en detectar las lluvias y disponer de unos días para avisar a la gente enviando mensajes masivos de recomendación a las brigadas de emergencia desplegadas por todo el país».

Aúnar esfuerzos y coordinar la información no es una tarea fácil. En opinión de Vila, «no todos los gobiernos son partidarios de establecer la alerta porque esto se convierte en un caos. Para ello hay que invertir en prevención, cambio de leyes y reconstrucción con edificaciones más sólidas de una manera equilibrada».

Coincide con Vila, Timothy Beach, director del Centro de Medioambiente de la Universidad de Georgetown en una entrevista concedida a News.com y cuyo vídeo explicativo enlazamos aquí abaj: «Desarrollar un sistema de alerta es posible pero muy costoso».  Un ejemplo es el sistema satelital desplegado por Estados Unidos que permite predecir el clima y otros datos de interés. Esta información se transmite a los organismos norteamericanos y a los del Pacífico. Un sistema que cuesta millones de dólares.

La pregunta que surge es: ¿Vale más invertir en prevención o en reconstrucción? De la respuesta dependen miles de vidas humanas sumergidas en el fondo del océano.

7,6 en la escala Richter

El sismo de Sumatra, de una magnitud de 7,6 en la escala de Richter, tuvo su epicentro a menos de 50 kilómetros de la costa de Padang, la capital del país.

«Pueden ser más de 1000 los muertos, porque muchos edificios y casas han quedado completamente destruidos [en la ciudad de Padang]», declaró al diario La Nación, el jefe de la célula de crisis del Ministerio de Sanidad de Indonesia, Rustam Pakaya. Añadió que: «Hay cientos de personas atrapadas bajo los escombros, hoteles, escuelas y casas derrumbadas y la electricidad ha quedado cortada», lamentó el vicepresidente indonesio, Jusuf Kalla, que añadió que el alcance de los daños era difícil de evaluar porque el sismo se produjo a las 17.16 hora local y los rescatistas estaban trabajando de noche.

Samoa es un estado isleño en el suroeste del Pacífico. El lado occidental de la isla fue colonia alemana y el lado oriental es parte de Estados Unidos. En las islas viven unas 240.000 personas y su territorio abarca unos 3.000 kilómetros cuadrados, dos capitales y ocho islas menores.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído