El mes pasado desapareció su hija de cuatro años

Encadena a su hijo en la calle y se va a trabajar

Chen Chuanliu asegura que lo hace para no perder a su pequeño

Chen Chuanliu: "Mi mujer es discapacitada mental, no puede cuidar de mis hijos, y yo tengo que trabajar para mantener a mi familia"

Un taxista chino mantenía a su hijo de dos años encadenado en la calle cuando su trabajo le obligaba a alejarse con su motocicleta para transportar a sus clientes. El susodicho padre se llama Chen Chuanliu y dicen que su intención era no perder al pequeño, después de que el mes pasado su hija de cuatro años desapareciera en Pekín sin dejar rastro.

El taxista rechazó la ayuda que le ha ofrecido el Gobierno del distrito de Fangshan, pero sí aceptó dejar de encadenar al niño, algo que llevaba haciendo desde el viernes pasado:

«Mi mujer es discapacitada mental, no puede cuidar de mis hijos, y yo tengo que trabajar para mantener a mi familia»

«Ni siquiera tengo una foto de mi pequeña para poner un anuncio que diga que ha desaparecido. No puedo perder también a mi hijo»

El taxista chino gana unos cinco euros al día y vive en una habitación de 10 metros cuadrados. Un comerciante de la zona aseguró que algunas personas le han ofrecido mucho dinero para adoptar a sus hijos. Sin embargo, él lo rechazó.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído