Amnistía reclama a China que investigue los disturbios étnicos de Xinjiang al recabar nuevos datos de abusos policiales

Amnistía Internacional ha instado al Gobierno chino a que ponga en marcha una investigación independiente sobre los disturbios interétnicos entre uigures y han que se produjeron en Ürümqi (capital de Xinjiang) hace hoy un año y se prolongaron durante una semana, y causaron la muerte de centenares de personas, tras obtener nuevos datos que ponen en duda la versión oficial de los hechos.

En su informe «Justicia, justicia: Las protestas de julio de 2009 en Xinjiang», Amnistía incluye testimonios de ciudadanos uigures que huyeron de China después de los disturbios.

La directora adjunta de Amnistía Internacional en Asia y Oceanía, Catherine Baber, señaló que «la versión oficial deja muchas preguntas sin respuesta. �Cuántas personas murieron realmente? �Quiénes las mataron? �Cómo sucedió y por qué?».

Los entrevistados denuncian en el informe el uso innecesario o excesivo de la fuerza, detenciones masivas, desapariciones forzadas y la tortura y malos tratos de las fuerzas policiales con motivo de los incidentes.

Testigos presenciales de los hechos relataron a Amnistía que el brote de violencia entre la etnia han (mayoritaria en China) y la uigur, provocado tras la muerte de dos trabajadores uigures en la provincia de Guangdong, se generó tras una protesta pacífica de ciudadanos uigures que fueron tratados con violencia por las fuerzas de seguridad.

«Llegaron unos 20 vehículos militares. Las fuerzas de seguridad llevaban rifles automáticos y empezaron a empujar a los manifestantes. Una mujer se acercó a ellos. Un policía le disparó. Ella murió. Fue impactante y yo estaba muy asustada. Todo luego se convirtió en un caos», afirma una mujer de 29 años en el informe de Amnistía.

Según las autoridades chinas, un total de 197 personas murieron por los disturbios, de los que 156 fueron descritos como «personas inocentes», entre ellas 134 han, 11 huis, 10 uigures y 1 manchuriana.

«No está claro si las autoridades se prepararon adecuadamente para proteger a todos los ciudadanos y si tienen la formación adecuada y los medios para controlar la situación sin recurrir a la fuerza letal», apostilló Baber.

Amnistía recalca que más de 1.000 personas fueron detenidas por los disturbios y posiblemente centenares fueron víctimas de desapariciones forzadas. Según las estadísticas oficiales, al menos 198 personas fueron condenadas, 9 acabaron ejecutadas y otras 26 fueron condenadas a muerte.

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído