La Cruz Roja surcoreana anuncia el envío de 5.000 toneladas de arroz a Corea del Norte

La Cruz Roja surcoreana anunció este lunes el envío de 5.000 toneladas de arroz y 10.000 toneladas de cemento para ayudar a Corea del Norte a recuperarse de las fuertes inundaciones registradas en agosto. Asimismo, la organización humanitaria propuso la reanudación de conversaciones intercoreanas dirigidas a un acuerdo que posibilite el reencuentro de las familias separadas por la guerra (1950-1953).

Las fuertes lluvias registradas en el norte del país comunista, cerca de la frontera con China, provocaron el desbordamiento de los ríos de la región, dejando viviendas, edificios y tierras de cultivo completamente anegadas.

La cantidad de arroz enviada por Seúl «será suficiente para alimentar a 200.000 personas durante los próximos 50 días», indicó el director de la Cruz Roja surcoreana, Yoo Chong Ha, en rueda de prensa.

La semana pasada, Pyongyang solicitó a Seúl el envío de arroz, cemento y excavadoras para paliar los efectos de las inundaciones y comenzar la reconstrucción de las zonas afectadas, situadas principalmente en el norte del país, junto a la frontera con China. «La petición de excavadoras es algo que el Gobierno, y no Cruz Roja, debe considerar», señaló Yoo.

Seúl había dejado de enviar arroz a su reclusivo vecino del norte a principios de 2008. El envío de este alimento supone una mejora en las relaciones intercoreanas, que habían vuelto a crisparse después de que el pasado mes de marzo Corea del Sur acusase a Pyongyang de estar detrás del hundimiento de la fragata ‘Cheonan’, un incidente en el que murieron 46 surcoreanos y en el que Corea del Norte niega cualquier responsabilidad.

El responsable de la Cruz Roja surcoreana aprovechó el anuncio del envío de ayuda para proponer a los gobiernos de ambos países que se reúnan el viernes en la ciudad fronteriza de Kaesong para discutir la posibilidad de reunificar a las familias que quedaron separadas por la guerra. La Cruz Roja norcoreana propuso el pasado fin de semana la reanudación de estas conversaciones.

La última vez que Seúl y Pyongyang discutieron la posibilidad de volver a reunir a las familias separadas por el conflicto librado entre 1950 y 1953 fue hace un año. Yoo se mostró esperanzado con la posibilidad de que puedan empezar a reunirse a finales de septiembre si ambos gobiernos se reúnen el viernes y llegan a un acuerdo.

Cerca de 80.000 surcoreanos continúan esperan a tener una oportunidad para poder volver a ver a los familiares que quedaron en el norte tras la guerra, recordó Yoo en declaraciones recogidas por la agencia estatal Yonhap.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído