EE.UU. urge a China a «concentrarse en los puntos débiles» de Corea del Norte

EE.UU. urge a China a "concentrarse en los puntos débiles" de Corea del Norte
. EFE/Archivo

China debe dejar de pensar que el líder norcoreano, Kim Jong-Il, es «controlable» y empezar a concentrarse en sus «puntos débiles», opinó el jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, Mike Mullen, en una entrevista con la cadena CNN divulgada hoy.

«Es difícil saber por qué China no presiona más (a Corea del Norte). Mi impresión es que tratan de controlar a su líder. Y no estoy seguro de que sea controlable», dijo Mullen en una entrevista que la CNN emitirá el domingo y de la que divulgó hoy un adelanto.

El máximo almirante de las Fuerzas Armadas estadounidenses añadió que tanto Estados Unidos como sus aliados tienen «interés en llamar la atención» de Jong-Il, aunque el mayor interesado debe ser «China, en el sentido de concentrarse en sus puntos débiles y asegurarse que esa parte del mundo no se desmorona».

Mullen describió a Corea del Norte como un país «que está dejando que su gente pase hambre, con una economía absolutamente desastrosa», pese a lo cual Kim Jong-Il «sigue emprendiendo acciones, y muy deliberadas, para desestaiblizar la región».

«Eso puede ser peligroso para todos nosotros, no sólo para los actores regionales, aunque creo que ciertamente China tiene un gran papel en el fin de mantener la estabilidad», indicó.

Según el alto mando militar, el ataque norcoreano a la isla de Yeonpyeong, que esta semana causó la muerte a dos militares y dos civiles, es una muestra más de que Kim Jong-Il «está tomando posiciones para la sucesión de su hijo», Kim Jong-un, heredero del régimen.

«Pero creo que su principal objetivo es seguir desarrollando un arsenal nuclear, seguir captando la atención mundial y seguir intentando ascender a un nivel en el que se le vea como una especie de actor global», aseguró el almirante.

Las declaraciones de Mullen llegan en un momento de incipiente tensión entre Washington y Pekín, debido a los planes de EE.UU. y Corea del Sur de llevar a cabo este domingo maniobras navales conjuntas en aguas al oeste de la Península Coreana.

El anuncio ha desatado una respuesta contundente del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, que hasta ahora se había mantenido neutral y hoy advirtió de que se opone «a cualquier operación militar sin permiso en su zona económica exclusiva».

China, principal aliado político de Corea del Norte, es desde 2003 el anfitrión del diálogo a seis bandas (China, EE.UU., las dos Coreas, Japón y Rusia) para la desnuclearización en la Península Coreana, que lleva paralizado desde finales de 2007.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído