Muere una niña y 20 personas resultan heridas en un atentado de un grupo islamista en la India

Muere una niña y 20 personas resultan heridas en un atentado de un grupo islamista en la India
. EFE/Archivo

Una niña de dos años murió hoy y al menos otras veinte personas resultaron heridas, incluidos dos turistas extranjeros, en un atentado registrado en la ciudad india norteña de Benarés del que se ha responsabilizado el grupo islamista «Muyahidín Indios».

La explosión tuvo lugar en torno a las 18.20 horas locales (12.50 GMT) en el Shitla «ghat» (escalinata que desciende al río), cuando acababa de concluir un rito religioso hindú en la zona, informaron fuentes gubernamentales, citadas por distintos medios indios.

De acuerdo con las primeras pesquisas policiales, la detonación se debió a «un artefacto explosivo que había sido aparentemente ocultado en una grieta» de la escalinata donde cientos de personas estaban sentadas.

Tras el atentado se originó una estampida entre los presentes, lo que según los autoridades provocó que el número de heridos aumentase.

«Ha sido una explosión de baja intensidad, ocurrió en torno a las 18.20 horas. Entre tres y cuatro personas resultaron heridas. A continuación, pudo haber una estampida y como resultado otras 15 o 20 personas resultaron heridas. Por lo tanto, entre 20 y 25 heridos», declaró el ministro indio del Interior, G.K. Pillai.

La víctima mortal, una niña de dos años de edad identificada como Sarita Sharma, falleció en el hospital, mientras que entre los heridos hay al menos dos turistas extranjeros, uno francés y otro italiano, según la versión de la Policía local.

«El Gobierno condena el intento de un grupo desviado de interrumpir la paz y la armonía», afirmó Pillai, quien pidió calma a la población.

A este llamamiento se unió el primer ministro indio, Manmohan Singh, quien aseguró a la prensa que «los terroristas no conseguirán triunfar».

El atentado «es un intento de debilitar nuestro compromiso de combatir a las fuerzas del terrorismo», subrayó Singh, al tiempo que solicitó un informe detallado sobre lo sucedido.

El Ministerio del Interior declaró la alerta roja en otras ciudades del país como Delhi, Mumbai, Bangalore y Hyderabab, y un estado de alerta general en el resto del país.

En un correo electrónico enviado a diversos medios del país surasiático, la organización islamista «Muyahidín Indios», proscrita por el Gobierno, reivindicó la autoría del ataque.

Las últimas acciones que se había atribuido este grupo ocurrieron en 2008, antes del atentado múltiple en la ciudad portuaria de Bombay, que fue supuestamente perpetrado por la organización cachemir con base en Pakistán «Lashkar-e-Toiba».

Las autoridades vinculan a los «Muyahidín Indios», un grupo con base en la India, con una decena de atentados registrados en diversas partes del país que se han cobrado cerca de medio millar de vidas.

Benarés, actualmente conocida como Varanasi, es un popular destino turístico en el estado norteño de Uttar y una de las ciudades más sagradas del Hinduismo.

Es tradicional la congregación de miles de fieles en sus «ghats» a la orilla del río Ganges para rituales religiosos como el que se desarrolló hoy antes de la explosión.

El último atentado en Vanarasi tuvo lugar en noviembre de 2007 y causó nueve muertos, mientras que otra veintena perecieron en un ataque acaecido en marzo de 2006 en la misma ciudad.

Y en la India, aparte de la habitual violencia en territorios con presencia de guerrilleros maoístas o en la región de Cachemira, el último gran atentado ocurrió el pasado febrero en la ciudad de Pune (oeste) contra una panadería y causó 17 muertos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído