Unicef socorre a las víctimas de las inundaciones de Sri Lanka, que afectan ya a un millón de personas

Este viernes llegó a Sri Lanka un segundo envío con materiales suministrados por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), dirigido a las personas afectadas por las inundaciones que azotan el este de este país.

La ayuda incluye unos 5.000 kits de higiene (materiales de limpieza para una familia de cinco personas durante un mes, que incluye toallas, jabón, pasta de dientes y detergente), 10.000 cubos de plástico, 15.000 esteras para dormir y 150 ollas grandes de cocina (de 150 litros de capacidad).

Este segundo reparto de suministros de Unicef se distribuye después del envío de siete camiones de carga para asistir a un millón de personas afectadas por las fuertes inundaciones.

En ese primer envío se incluyeron 50 tanques de agua (con capacidad para 1.000 litros cada uno), tabletas para potabilizar hasta 2 millones de litros de agua, 7.000 lonas, cloro en polvo para esterilizar, 7.000 esteras para dormir, 3.000 cubos, 30.000 jabones y ollas de cocina.

Unicef destacó que la infancia es el colectivo que más sufre en este tipo de inundaciones, ya que muchos niños no saben nadar y algunos son demasiados débiles como para valerse por sí mismos.

Según el Gobierno esrilanqués, las inundaciones han provocado un balance de, al menos, 27 personas, 47 heridos y más de 367.000 desplazados. La ONU prepara un llamamiento de fondos de emergencia para esta catástrofe.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído