Los talibán ahorcan a un niño de ocho años para vengarse de su padre, un agente de Policía

Las milicias talibán de Afganistán han ahorcado a un niño de ocho años para vengarse de su padre, un agente de Policía que se había negado a combatir en sus filas, según informó la oficina de prensa del Interior de Afganistán.

El cuerpo del menor, secuestrado cuatro días antes en un mercado, apareció ahorcado el pasado viernes en el distrito de Gereshk, en la provincia de Helmand (sur), según informó ayer lunes el Ministerio, citado por la agencia rusa de noticias RIA Novosti.

Los talibán han negado esta información y su secretario de prensa, Kari Yusuf Ahmadi, la ha calificado de «propaganda» del Ministerio del Interior. Según la prensa afgana, los talibán ahorcaron en junio de 2010 a un niño de siete años en Helmand por «espiar a favor de la OTAN».

OFERTAS ORO

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 41 Y EL 50% !!!

Una amplia variedad de las mejores ofertas de nuestra selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído